¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 30 de octubre de 2013

Clandestino

Título: Clandestino
Autor: James Ellroy
Editorial: Ediciones B
Género: Novela Policiaca/Acción/Soft Drama
País de Origen: Estados Unidos
Páginas: 477
Calificación personal: 4.4/5

Previo

Muchas de las veces los hechos de la realidad se asemejan a la ficción; aunque otras muchas veces los hechos de la ficción son una realidad. Cada día a nuestro alrededor pasan miles y miles de sucesos insospechados en lugares recónditos. Una serie de hechos que pueden cambiar nuestro panorama actual de un momento a otro o a través de una secuencia de tiempo. Eso fue lo que le sucedió a Ellroy, el terrible asesinato de su madre lo marcó de por vida y lo inspiró para sus novelas.

Por cierto la forma en la que encontré este llamativo libro fue como la mayoría, observándolo. Pero la razón me animó a comprarlo fue la recomendación directa del bibliotecario. Sí, yo tampoco nunca había hablado con un bibliotecario tan profundamente, pero fue una experiencia bastante amena ya hace más de 4 meses en México, D.F. Creo que por fin he aprendido el verdadero significado de lo que es una novela.

“Esperé un respiro en la lluvia y me dio tiempo para evocar y tratar de saborear el prodigio, que según Wacky, había en la muerte.”

Reseña
Son los 50´s, la crisis ha terminado, la guerra norteamericana contra Corea esta por finalizar y la guerra contra Vietnam está por comenzar. Se podría decir que la vida es chévere, al menos para los que viven en Norteamérica. La novela se sitúa principalmente en Los Ángeles, California.

“La nostalgia engaña al incauto inculcándole el deseo de una simplicidad y una inocencia inalcanzables. Los años cincuenta no eran una época más inocente. Ya estaban presentes los sombríos rasgos dominantes que gobiernan la vida en la actualidad; solo que eran más difíciles de encontrar.”

El mítico partícipe de esta ocasión: el oficial de policía Frederick Upton Hill. Un solitario personaje que es caracterizado por su adicción al prodigio, a las mujeres de una sola noche, al golf y una gran ambición policial, pero esta ambición no solamente será la causa de su estrepitoso éxito, sino también su descomunal fracaso.

“Me pregunté donde habría mujeres. Era muy tarde y llovía demasiado para imaginar otra cosa que bares y mujeres que buscaban lo mismo que yo.”

A través de una serie de sucesos y arrestos, el joven policía Freddy se comienza a hacer una sólida reputación en el departamento de policía de Los Ángeles.  Poco a poco demuestra que tiene potencial para llegar lejos en corto tiempo y sobre todo ser reconocido por su carisma y galantería. Un par de asesinatos y misteriosos estrangulamientos cambian el rumbo fijo de la historia y la transforman en una interesante historia policial.

“-Es usted sumamente engreído. –Lo que soy es sumamente eficiente. –No lo dudo.”

Además de estar exclusivamente en California, también se llegan a abarcar otros lugares de Estados Unidos e incluso se cuenta un poco de Wisconsin y sus raíces europeas. Toda esta historia aderezada con un toque comunista por el efecto de la guerra que se mantiene con Corea. En la historia se habla de el “Prodigio”, una sustancia intangible que se encuentra en la adrenalina, las mujeres, los arrestos, los asesinatos, las luces nocturnas y hasta en la muerte misma. El prodigio es una forma de vivir la vida, de sentirla, es aquella cosa que te mantiene con ganas de vivir y buscar más. Al menos esa es la forma en la que el agente Hilton la vive y la siente.

“-Tu sabes lo que es el prodigio. -¿Qué es? –No lo sé, las cosas misteriosas, hermosas y elípticas que nunca llegaremos a comprender del todo. – ¿Y es por eso que te convertiste en policía? –Exactamente.”

Opinión
En definitiva esta es la novela que tiene más altibajos que ninguna otra que haya leído nunca. En partes la historia se vuelve interesante y llena de acción, pero en otras se vuelve aburrida y tediosa. Además de que tiene el equilibrio perfecto entre acción y drama también lo tiene entre amor y sexo. De una forma bastante curiosa el personaje parece bastante arrogante pero te llega a encantar.

“-¿Tu qué piensas? –Pienso que me gusta. –Pues no pienses y conduce. ¿Sabes Freddy? Estaba pensando… -¿En qué? –Acabo de caer en cuenta que no sé nada de ti, de lo que haces, en tu tiempo libre.”

Me llegue a dar cuenta que también los chicos duros tienen un duro lado y sentimental. Creo que ninguno de nosotros estamos exentos a las debilidades, por el único y gran motivo de que somos humanos. También creo que los policías en general tienen una mala fama, pero nunca olvidemos que las personas hacen las cosas por motivos y la mayor parte de las veces una gran necesidad es el motor de estas.

“Busqué imperfecciones, los pequeños pero significativos defectos corporales. Los encontré.”

En cuanto a la trama, cumple con el cometido de mantenerte enganchado a cada capítulo. La trama no es nada confusa ni complicada. Al mezclar ese grado de acción y sexo implícito te mantiene curioseando a cada momento y te pone a pensar en ciertos rasgos humanos con el amor y el drama.

“No. No podremos estar juntos nunca más. Y no por lo que sucedió hace cuatro años. No podemos estar juntos porque eres lo que eres. No, no me toques ni intentes encandilarme con tu labia.”

El libro me ha gustado bastante, pero pudo haber sido excelente si no tuviera tantos altibajos en el sentimentalismo del personaje, hubo veces que yo me sentía emocionado por los giros y también hubo ocasiones que me sentía triste por cómo se encausaban las cosas. El final del libro queda abierto. justo para imaginar.

“Intentaba conservar el orgullo, aunque resultaba obvio que estaba aceptando su servilismo y su odio a sí mismo. A decir verdad yo no sabía si deseaba seguir viviendo o quería morir con su pasado.”

PD: Es mi primer reseña escrita en un Starbucks… curiosa y no tan repetible experiencia.


miércoles, 23 de octubre de 2013

La ciudad y los perros

Título: La ciudad y los perros
Autor: Mario Vargas Llosa
Editorial: Peisa
Género: Drama realista
País de Origen: Perú
Páginas: 343
Calificación personal: 4.2/5

Previo
A mi parecer no todos tenemos la misma capacidad de imaginar, pero es grandioso poder encontrar a personas con las que puedes llegar a compartir un momento de creatividad que desemboca en una lucidez conceptual. Aún así, es un poco más maravilloso poder plasmar y conocer los conceptos en la vida real que alguna vez imaginamos.

Mario Vargas Llosa es un autor ganador del premio Nobel de literatura pero yo no había leído nada de él, así que me puse a investigar y a preguntar con varios conocidos míos. El 70% me recomendó que comenzara con “La ciudad y los perros” por ser su obra más madura y conocida. Así fue como llegué a una nueva ciudad llena de perros con forma de jóvenes ciudadanos.

“Se halló en medio de una multitud de obreros y sirvientas, mestizos de pelos lacios zambos, indios cobrizos, cholos risueños, pero el sabía que estaba en el distrito de La Victoria por el casi visible a chicharrones, pisco, butifarras, transpiración, cervezas y pies.”

Reseña
La novela se sitúa en Lima, Perú, entre la década de los 70´s y los 80´s. Una época en la cual aún no se hablaba del terrorismo y Lima estaba en plena expansión urbana así como demográfica. El contexto específico nos lleva a una escuela militarizada llamada Leoncio Prado, la cual está conformada por varias secciones de jóvenes cadetes que son adiestrados por militares.

“Teresa formaba parte de esos 3 años de Colegio Militar, era uno de esos cadáveres que no convienen resucitar.”

En la historia se hacen partícipes varios cadetes, pero se habla en específico de tres: El Poeta, el Jaguar y el Esclavo. La forma en que se relacionan en el colegio militar es de lo más normal que los jóvenes se pueden llegar a relacionar, pero la vida que ellos poseen fuera del colegio está mucho más conectada y unida de lo que ellos pueden llegar a imaginar. Poco a poco se devela este tipo de relaciones y la forma módica en la que se afecta la trama.

“Ahora  ya no tenía esperanza; nunca sería como el jaguar, que se imponía por la violencia, ni siquiera como el poeta que podía desdoblarse y disimular para que los otros no hicieran de él una víctima. A él lo conocían de inmediato, tal como eran, sin defensas, débil, un esclavo.”

Al estar en un colegio militar, la disciplina forma una parte fundamental de la vida diaria, pero la mayoría de los jóvenes de las secciones más grandes poseen varias tácticas para desacatar las normas y hacer lo que les plazca, todo esto cuando los oficiales no los observan. Además se narran ciertas acciones cruciales que los jóvenes hacen para apoyarse o perjudicarse entre sí.

“No es un mal muchacho. Es mi obra. He tenido que ser algo duro con él a veces, pero era por su bien. Me ha costado mucho trabajo hacerlo un hombre. Es mi único hijo, todo lo que hago es por su bien. Por su futuro.”

El trasfondo de todo esto es poder observar y analizar cómo es realmente la vida en un internado militar. La forma en la que son tratados los jóvenes, no solamente por los oficiales, sino también por sus demás compañeros de sección así como de otras secciones. La vida en una escuela militarizada no es como la pintan: ni tan normativa ni tan transparente a la vista de los jóvenes. Uno de los principios de la naturaleza humana es sobrevivir, a toda costa  y a pesar de quien sea. 

“Cante cien veces “soy un perro” con ritmo de corrido mexicano. Esta vez obedeció y su garganta entonó la frase ordenada con la música. La melodía le transformaba por momentos en chillidos. Pero a ellos no parecía importarles.”

Opinión
Esta es la primera novela peruana que leo, y es como el tercer libro que leo que se relaciona de alguna forma con los militares.  Cuando leo algo que tiene que ver con los militares recuerdo cómo fue mi vida durante un año (tuve que hacer mi servicio militar de manera presencial) y honestamente no tengo muy buenos recuerdos que mencionar, pero sí muchas experiencias que contar. Llegaron a mi mente ciertos hechos que concordaban en la novela como en el tiempo en que estuve rodeado de militares. Es verdaderamente cierto que ellos creen en la disciplina ante todas las cosas y como una forma de vida.

“Pero si algo que he aprendido en la escuela militar, es la importancia de la disciplina. Sin ella, todo se malogra, se corrompe. Nuestro país está como está porque no hay disciplina, ni orden... Lo único que se mantiene fuerte y sano es el ejército, gracias a su estructura.”

Al principio la trama me pareció bastante aburrida y fuera de sentido, es una constante que a veces llego a encontrar en los libros iberoamericanos, me parecen llenos de sentimentalismos innecesarios. Pero mediante transcurre la historia, esas historias paralelas que llegué a creer “sin sentido” van moldeando a la perfección la historia. He de confesar que la historia da un giro insospechado que me asombró como pocas novelas lo han hecho.

Como buen lector me encanta imaginar y adelantarme a la historia, la trama parece lineal pero tiene giros inusuales que suscitan la curiosidad del lector. Por mi parte, me llevó un tiempo analizar cuidadosamente la forma en que se dan estos giros para así poder entender hacia dónde se encausaba la historia.

“-¿Por qué el jaguar? -¿No somos bastantes? –No, no es eso. Él es destino. No lo han bautizado. Yo lo he visto. No les dio tiempo siquiera. Se les reía en la cara, les decía: ¿Así que van a bautizarme? A ver a ver…”

El libro me agradó, me lleve una buena opinión de Vargas Llosa y estoy seguro que pronto leeré algo más de él. La historia mejora muchísimo a la mitad y las descripciones me parecen de lo más cautivadoras y finas. Amo la sensación de encontrar en la vida real los lugares que se describen en el libro, da una impresión de llegar sentirse en el mismo espacio y tiempo que los de la época.


PD: No pude aguantar la curiosidad y me aventuré a buscar el Leoncio Prado. Aquí un par de fotos.




lunes, 14 de octubre de 2013

American Gods

Título: American Gods
Autor: Neil Gaiman
Editorial: Sin Editorial
Formato: PDF
Género: Ficción/Acción
País de Origen: Estados Unidos
Páginas: 415
Calificación personal: 5/5

Reseña

He tardado en leer este libro (en .pdf) 4 meses. Ha sido uno de los que más he tardado en leer, no por su formato, ni mucho menos por el grado de dificultad que tiene, que realmente es mínimo; sino porque lo leía a la par de muchos otros libros que leí en estos 4 largos meses. No  recuerdo cómo lo encontré, ni recuerdo por qué motivo lo comencé a leer, sólo sé que cuando digo “American Gods” muchos recuerdos y miles de experiencias provenientes de 4 largos meses vienen a mi mente. Y sí puede ser uno de los libros que más me ha gustado en este tiempo.

“Creo en un dios personal que se preocupa y supervisa todo lo que hago. Creo en un dios impersonal que puso el universo en marcha, después se fue de juerga con sus novias y ni siquiera sabe que existo. Creo en un universo ateo creado al azar, como un ruido de fondo y por pura casualidad.”

La historia comienza de una forma inverosímil, que más que un comienzo se puede llegar a interpretar como un final. El personaje principal Sombra, es un tipo duro y fornido que acaba de salir de la cárcel después de haber cumplido su condena. Al dirigirse a casa, recibe una noticia que desde el primer momento le da un giro no planificado a la historia. Momentos después se encuentra con un curioso personaje llamado Wednesday. A lo largo de una serie de paisajes “americanos” Wednesday guiará a Sombra mezclando elementos fantasiosos con irrealistas.

“Las religiones son por definición, metáforas, después de todo: Dios es un sueño, una esperanza, una mujer, un cachondo, un padre, una ciudad, una casa, un hacedor de tiempo, alguien que te quiere, incluso a pesar de las pruebas un ser celestial cuyo único intereses es asegurarse de que tu equipo de fútbol, tu ejército, tus negocios o tu matrimonio prospere, se desarrolle y triunfe ante cualquier oposición.”

En el trasfondo de todos estos paisajes increíbles aparecen los dioses, pero no las típicas deidades que se plasman como seres mitológicos e invencibles, sino como personajes comunes y corrientes que adoptan la forma de los seres humanos para mezclarse dentro de ellos y aprender algunas distinciones sociales. Poco a poco se va introduciendo en lo que será una nueva guerra, una guerra entre dioses antiguos y dioses modernos.

“No trabajamos bien en equipo. Nos gusta que nos adoren, que nos respeten y nos veneren. A mí me gusta que cuenten historias sobre mí, cuentos que reflejen mi sabiduría. Es un fallo lo sé, pero es mi forma de ser. Nos gusta ser grandes, hoy en día en los malos tiempos somos insignificantes.”

Se hace una clara distinción entre los dioses antiguos y los dioses modernos. Los antiguos son aquellos que todos conocen: la tierra, el agua, los rayos, la guerra e incluso la muerte. Pero los modernos son todas aquellas cosas en los que la sociedad actual cree, por ejemplo: la televisión, las redes sociales, la comunicación, la ciudad incluyendo a  un mundo globalizado. Es digno de reconocerse la forma tan sutil y peculiar en cómo se conceptualizan todos estos tipos de dioses.

“Los antiguos dioses son ignorados. Los nuevos son fugaces, se dejan de lado pronto en cuanto aparece algo nuevo. O habéis sido olvidado o tenéis miedo de volverse obsoletos, o sencillamente se cansan de existir según el capricho de la gente.”

“¿Le has preguntado qué es lo que quiere? Es lo más inteligente que se le puede preguntar a los muertos. Algunas veces te lo dicen”

Opinión  

Después de meditarlo mucho, he llegado a la conclusión de que ha sido el libro que más me ha gustado en estos 4 meses. Por el sencillo motivo de que lo disfrute como a ninguno otro. Me tomé el tiempo adecuado para llegar a sentirlo y hacerlo una parte de mí, como todos los lectores deberíamos llegar a hacerlo.

“Después de aquello dejo prácticamente de leer. No se podía confiar en las historias de ficción ¿De que servían los libros si no podían protegerte  de algo así?”

Realmente tomé como mío el punto de vista del autor: la forma tan fácil y rápida en la que la sociedad puede cambiar de ideal, en un momento pueden creer incluso en una T.V. y en otro súbito momento en un tótem de madera, todo según sea su conveniencia en el momento más ínfimo. Es una realidad que los dioses están entre nosotros, y lo digo porque prácticamente pueden adoptar la forma de cualquier cosa.

“Mira, creo que prefiero ser hombre que dios, no necesitamos que nadie crea en nosotros. Tiramos hacia adelante y punto. Eso es lo que hacemos.”

“Los dioses son grandiosos, pero es más grandioso nuestro corazón porque es en nuestro corazón donde los dioses nacen y a nuestros corazones han de regresar.”

Una de las cosas que cabe destacar es que al final de cada capítulo se narra un breviario de la historia de un dios antiguo, la forma en que llegó, cómo transcurrió su vida y finalmente, su deceso. Recordemos que Estados Unidos es uno de los países que cuenta con mayor diversidad en cuanto a orígenes se refiere. Se hace alusión a dioses de la India, Alaska, Irlanda, África,  Noruega, entre muchos otros.

“Es tan solo un gesto. La muerte de un perro simboliza la muerte de todos los perros. Me dieron nueve hombres pero representaban a todos los hombres, toda la sangre, todo el poder. No fue suficiente. Un día la sangre dejo de fluir. La fe sin sangre no nos lleva lejos. La sangre debe fluir.”

El libro me maravilló en cada uno de sus pasajes, es genial poder imaginar todos esos paisajes, se hacen muchas descripciones de los tipos de paisaje y como los “dioses” influyen en estos. La narrativa es bastante sencilla y siempre te impulsa a leer un poco más. Cuenta con el elemento ideal que te mantiene enganchado y preguntándote qué podrá pasar después. El final pudo haber sido sólo un poco mejor, me gustó. Recomiendo ampliamente este libro y sobre todo a aquellas personas que no creen en los “dioses”.

“Descubrió que al pasear no necesitaba pensar y eso era exactamente lo que buscaban porque al pensar, su mente se dirigía a lugares incontrolables, lugares que le incomodaban”


PD: Es el primer libro en el que las “citas” han rebasado en número a los párrafos que he escrito.

PD2: He encontrado un paisaje que es similar a los que leí. Es en Huaraz, Perú.