¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 25 de febrero de 2015

Feria Internacional del Libro (Palacio de Mineria)


Al ver el título del post pensarán: “de nuevo otro post atípico” y la verdad es que lo es. Los tengo muy acostumbrados a solamente reseñas, nuevamente quiero darle un giro al blog. No, no dejarán de haber reseñas sino que ahora habrá más “variedad” literaria. Como los eventos que se relacionen con los libros, entrevistas a autores (no les prometo una por mes, pero si una cada tres o cuatro), fragmentos de historias mías (sí, yo también escribo) y algunas cosas que les conciernan  a los lectores. Intentaré hacer un post “especial” cada mes; el blog siempre re inventándose.

Antes que nada, ¿ya han ido a la Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería? ¿Han ido a alguna otra? No importa si es de otro estado. Bueno, como todos los amantes (y ocasionales) de la lectura saben, cada año se lleva a cabo. La más importante que se realiza en la ciudad de México es en el Palacio de Minería, en su edición XXXVI (36).

En éste breviario no te traigo cuantas editoriales hay (muchas), cuántos libros (muchísimos) ni los programas (diversidad). Sino un poco de información, recomendaciones e ideas para que te animes a ir.



Primero, la entrada es totalmente asequible: de lunes a viernes 15 pesos y los fines de semana 20 pesos (Ni lo que vale una cerveza).

¿Cómo llegar? Si vives por el centro no tendrás ningún problema para ubicarte, pero si eres un despistado como yo que fue a dar una vuelta hasta el colegio de minería, mi recomendación es que te bajes en la estación de metro bellas artes. Como referencia más cercana enfrente se encuentra el MUNAL en la calle de Tacuba.

Los precios. Como le comentaba a una amiga con la que fui, aquí no vamos a encontrar los precios del remate de libros del auditorio (libros excelentes a menos de 50 pesos), sino que vamos a encontrar diversidad. Tampoco es que los precios sean desorbitantes, solamente son los precios normales de las librerías. Aquí es seguro que encuentres a ese libro bastardo que se te ha escondido por meses (no aplica para los libros underground). Y procura no llevar tu quincena o semana, porque si eres un adicto (como yo) a comprar libros seguro te quedas TODA la semana sin comer.

En cuanto a las actividades que hay, son un sinfín, desde el bonito autógrafo para la niña o el niño, hasta la presentación de nuevos libros, incluyendo las pláticas y debates que giran alrededor del mundo de los libros. Si quieres consultar el programa puedes revisar la página:


El recinto es ENORME, después de ir soñarás con libros. Así que si eres hombre no lleves botas tribaleras y si eres mujer no lleves tacones del 12 porque no aguantarán todo el recorrido. A través de toda la explanada hay módulos de información con mapas (los que atienden también se nortean) que te ayudarán a orientarte (no aplica para tu vida). Yo te recomiendo que selecciones las editoriales que más te gusten y te enfoques en ellas, aunque siempre podemos curiosear en las otras. *guiño guiño*

Okey, okey la nota informativa está muy bien (eso crees tú), pero ahora seguro se preguntan ¿y qué compró éste güey adicto a los libros? Inicialmente ya saben que todos los libros me gustan, pero si son baratos me enamoran. Si yo leyera libros extremadamente caros acabaría en la bancarrota, hagan sus cuentas… un libro por semana. Entonces por obvias razones infieren que compre libros baratos (en la medida de lo posible) y así fue. Primero compré: “Ahora lo veréis” de Eli Gottlieb por 69 pesos luego compre "N-P" de Banana Yoshimoto por 100 pesos (que quede en prestar a mi dulce acompañante)  y finalmente compre "La nave de la discordia" de Mauricio del Castillo por 150 pesos.
 
Claramente el último libro rebasa el presupuesto de los libros, pero hubo algo que lo diferencía (aparte de que la señorita que los promocionaba nos los vendió excepcionalmente bien, también mi amiga sucumbió y aparte de que es de ciencia ficción) es de un autor mexicano, y es un autor emergente. Creo fervientemente que debemos apoyar a estos autores y a estas editoriales pequeñas, las editoriales gigantes ya se llevan el mercado. Estoy seguro que la profesión de escritor en México es sumamente dura. Así que cuando puedan procuren apoyar a estos autores y libros, y no sólo económicamente (que sí es lo principal pero no lo único), sino también difundiendo sus obras y hablando bien de ellos. Por mi parte haré una reseña e intentaré agendar una cita con el autor.

Si no han ido ¿qué esperan? Seguro se llevan algo, la clausura es el 2 de marzo, aún hay algo de tiempo. Si ya han ido comenten que les pareció, que podrían mejorar o que libros compraron. Besos, Croniliebers.



miércoles, 18 de febrero de 2015

El gran desierto

Titulo: El gran desierto-The big nowhere
Autor: James Ellroy
Editorial: Ediciones B
Género: Nóvela negra, Policiaco, Acción, Thriller
País donde sucede: Los Ángeles, Estados Unidos
País de origen del autor: Estados Unidos
Páginas: 570
Calificación personal: 4.9/5

Previo: Comunismo

Todos sabíamos que teníamos que llegar a éste previo en algún momento… comunismo. ¿Que qué pienso sobre ello? Me desagrada. Sencillamente no creo en él, no creo que pueda ser factible en un sistema. ¿Y cómo creo que no pueda ser factible en un sistema? Porque todo sistema necesita delegar responsabilidad, en otras palabras necesita jerarquías. Si yo viviera en un sistema comunista no tendría valor alguno mi esfuerzo, y mi trascendencia no importaría porque nunca podría subir de puesto. Siempre sería el mismo y creo que todos necesitamos cambiar, de alguna u otra forma. ¿A ustedes también les desagrada el comunismo o tengo lectores comunistas?

¿Cómo lo conseguí?

Hace varios meses atrás, tal vez en octubre, noviembre, no lo recuerdo en realidad. Lo que sí recuerdo perfectamente fue su asequible precio, casi regalado. Por obvias razones no podía dejar pasar la oportunidad y me lo llevé a casa… a que esperara su turno.

Un poco acerca del autor…

Éste blog tiene un aprecio enorme por el señor Ellroy, por la crudeza que tiene al escribir. Informo que habrá muchas reseñas de él, tal vez no en este año, pero sí en el blog.

Reseña

Remontémonos de nuevo a los años 50, de nuevo a la ciudad de Los Ángeles. En aquella época que los trajes de mafiosos eran la moda y el licor barato –llamado Whiskey- era lo mejor. Las oportunidades (buenas y malas) se encuentran en cada esquina, y los resquicios de la guerra aún siguen abiertos.

Un asesinato en la víspera de año nuevo, un joven ayudante del Sheriff llamado Danny Upshaw es encomendado a investigar el crimen, un crimen que es exageradamente cruel y sangriento. Las cosas en Los Ángeles no se encuentran del todo bien, la influencia comunista comienza a tomar fuerza e integrantes.

A la par de Danny se encuentra el teniente Mal Considine, pero él tiene otros problemas que resolver, además de ciertas cuestiones personales que le dificultan la apreciación del entorno. Finalmente se encuentra Buzz Meeks un policía-ex policía que se encargará de dar el sabor faltante a esta tercia.

Los asesinatos aumentan, y también su sadismo, a la par de la influencia comunista. No creo que sea la mejor combinación posible. A través de una investigación llena de reveses, corrupción y mentiras estos tres personajes deberán labrarse sus propios caminos para desentrañar cada uno de los misterios. Al final puede que todos tengan conclusiones y motivaciones distintas. ¿Lograrán ser absorbidos por el gran desierto?

Opinión

Comencé a leer el libro en vísperas de año nuevo, al seguir con la lectura me di cuenta que también el libro comienza en año nuevo. ¿Coincidencia? No lo creo. Creo que los libros tienen su tiempo “idóneo” para leerlos, sencillamente un día dices "quiero leer éste libro" y él se inmiscuye en tu vida.
En escena entra de nuevo Dudley Smith. ¿Recuerdan a Clandestino? Pues es el mismo. No voy a entrar en detalles de él, supongo que todos discernimos sobre él. Existen 3 personajes, los cuales son polos totalmente opuestos, y sí, aunque los tres son policías, los tres son vertientes totalmente distintas.

La genialidad de Ellroy es que es DURO, DIRECTO y SIN COMPASIÓN. No le interesan los sentimientos del lector, ni tampoco lo que produzca en él. Me hizo sentir pena, asco e incluso un tanto de tristeza. No debió asesinar a ese personaje.

Lo malo es que éste libro en particular tiene muchísima información, muchísimos nombres y muchísimos datos que son irrelevantes; sé que de ésta forma construye un buen ambiente, pero esto dificulta el avance. Yo tardé un poco más de lo normal en acabarlo.

Finalmente me recordó enormidades a esas películas de gangster y mafia que en alguna vez vi con mi padre. No sería el buen lector que soy si no tuviera una base cinematográfica tan buena como la que tuve.

El gran desierto no tiene porque llevar arena, necesariamente. Un gran desierto es aquel donde miles de personas, ideas o partículas se enlazan, sin poder distinguirse unas de otras. Al final un gran desierto es aquel que termina por consumirte… y hacerte una parte más del desierto.



miércoles, 11 de febrero de 2015

Abril Rojo

Titulo: Abril Rojo
Autor: Santiago Roncagliolo
Editorial: Punto de lectura
Género: Suspenso, Novela Negra, Policiaco
País donde sucede: Perú
País de origen del autor: Perú
Páginas: 326
Calificación personal: 4.7/5

Previo: ¿Pasado sin futuro o futuro sin pasado?  

En todas las personas debería existir esta necesidad, la necesidad de conocer el pasado. Y me refiero a necesidad porque es (o debería) ser algo indispensable para saber cómo conducirnos en el futuro. En otras palabras deberíamos conocer el pasado para no cometer los mismos errores en el futuro. No quiero decir que el pasado fue hace cien o doscientos años, el pasado puede ser lo que fue ayer. ¿Qué tanto podremos corregir nuestras acciones venideras sabiendo lo que hemos hecho? Por mí parte, reevaluando el pasado es de las formas más eficaces que tengo para aprender, usualmente “regándola”.

¿Cómo lo conseguí?

Hubo una especie de feria del libro en la ciudad de México, hubo un pequeño descuento. Así que me animé a comprarlo después de tanto tiempo. Lo tenía pendiente desde hace más de un año, fue una recomendación repetida por mis compañeros del Perú.

Un poco acerca del autor…

Me parece que ya había un previo de Roncangliolo (hasta ahora aprendí a escribirlo bien), pues él vivió una parte de su infancia en México, él decía que muchos de sus “compañeritos” de escuela eran “exiliaditos”. Todos creían en la revolución, sólo que no sabían qué tipo de Revolución…

Reseña

Un horrible asesinato ocurre en la provincia de Ayacucho. Por motivos indistintos el fiscal de distrito Félix Chacaltana es traído desde Lima a su natal pueblo. Él comienza a investigar los hechos, pero los ciudadanos no están muy solícitos a cooperar en la investigación…  ¿Quién quisiera cooperar con los cerdos?

Mientras el fiscal se adentra en un pueblo “fantasma” lleno de renuencias y trabas, los vestigios de un Sendero Luminoso dan destellos de vida, y mientras un decadente ejército intenta mantener un apócrifo dominio, las fiestas de semana santa siguen. Aumentando también los descomunales asesinatos.

¿Qué deberíamos pensar cuando nuestros ideales se someten a arduos juicios morales? Siempre existirán cuestiones difíciles de clasificar en la “moralidad”. A través de la descripción de un pueblo decadente, azotado por dos flancos: el terrorismo y la policía, el fiscal de distrito se pondrá  a dudar de qué bando es el correcto.

Por medio de la radiografía de ambas partes, también se cuestionará ¿En quién podemos confiar y hasta dónde? No todas las personas con un pasado tormentoso son necesariamente malas, así como tampoco todas las personas aparentemente “buenas” lo son.

Opinión

Sí, sí me gustó y bastante. Aunque en ciertas partes se me hizo un poco lento y aburrido. Creo que fue el tiempo adecuado para leerlo (a principios diciembre) porque en ese momento México estaba en su momento cumbre de descontento general, han pasado dos meses y la gente ha olvidado. Eso es tan Méjico, tan Latinoamérica.

Me fue imposible no encontrar similitudes entre el momento de crisis que sufría Ayacucho con  Ayotzinapa. Qué forma tan cruel y dolorosa esa de morir calcinado. En ningún momento quiero sonar a justificación, pero si todos conociéramos la forma de “trabajar” de Sendero Luminoso y la forma de “combatirlos” del ejército peruano, estoy casi seguro que sería más difícil impresionarnos de la injusticia que sufrimos. Un pueblo que es azotado por dos frentes, y los más afectados son los campesinos.

Dado a que se narra en un ambiente provinciano el uso de la jerga y los “peruanismos” hacen un poco complicada la asimilación de todas las palabras, por suerte yo conocía muchas palabras, y en otros casos tuve que preguntar.

Con una extensa radiografía de lo que fue, es, el terrorismo peruano se muestran ambos lados. Los objetivos de Sendero Luminoso y los sentimientos del ejército (sí, ellos también sienten), y la forma en que se encausan y enclaustran sus pensamientos. Tristemente todos en éste mundo dependemos de la orden de alguien más (no estás sólo, amigo Godínez).

Los niños de Sendero eran educados en el terrorismo. Se les implantaban ideales desde pequeños. Por otra parte, la gente de Perú apoyaba a Fujimori, y no es algo que creo, es algo que pregunte; y aunque muchos de ellos decían que no era “la forma” tampoco sabían que más hacer. Por eso creo que los extremismos son difíciles, siempre existirá otra parte…

Me hubiese encantado leer éste libro en Perú, tuve algunas dudas que pudieron haber sido simplificadas. Además de que hubiera sido la obra cumbre después de haber leído “La cuarta espada” y “Toda la sangre”. ¿Qué pasa con nosotros? ¿Cuándo nos convertiremos en un estado fallido? ¿Cuándo ha sido suficiente de “abriles rojos”?

"A mí no me gustaría ir al cementerio. Es como tener una casa en que uno no vive. Y mi familia tendría que ir hasta allá. Al final les daría flojera. Ya no irían más."

"La religión siempre es un consuelo. Sobre todo aquí… con tanto difunto."

"Pensó que uno debe creer para construir un país mejor. El que pregunta no cree, duda. No se llega muy lejos con dudas. Dudar es fácil, como matar."

"Una técnica de confesión era sumergir la cabeza del sospechoso en una batea de agua varias veces hasta aproximarlo a la asfixia, de modo que su receptividad a las preguntas aumenta significativamente."

"Creo que no entiendo ni siquiera qué está pasando en esta ciudad ni en este país. Últimamente creo que no entiendo nada de nada. Y no entender da miedo."

"Es sólo que contigo me siento menos absurdo. Tú eres una de las cosas que no entiendo, pero la única que me gusta no entender."

"Nunca matarían a una madre, señor fiscal. A veces, el miedo hace que se excedan."

"-¿Por qué celebramos la muerte? ¿No es un poco extraño? -La celebramos porque no creemos en realidad, porque la consideramos la transición hacia la vida eterna, una vida más real. Si no morimos no podemos resucitar."

"No era sexo lo que había buscado, sino una especia de poder, de dominio, la sensación de que algo era más débil que él mismo, que en medio de este mundo el también podía tener fuerza, potencia, víctimas."

"Pero los muertos no mueren, se quedan gritando para siempre, reclamando un cambio."

PD1: Tenía pendiente ésta reseña desde diciembre.

PD2:Gracias a la persona que me lo recomendó, ya estoy a la busca de "Conversación en la Catedral." Pronto.