¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

martes, 31 de mayo de 2016

Reseña de: Al sur de la frontera, al oeste del sol de Haruki Murakami

¿Soy el único que piensa que es una foto sexosa?
Título: Al sur de la frontera, al oeste del sol
Autor: Haruki Murakami
Editorial: TusQuets
Género: Ficción, Romanticismo
País donde sucede: Japón
País de origen del autor: Japón
Páginas: 266
Días para acabarlo:
Calificación personal: 4.8/5

Previo: Atracciones violentas

¿Qué sucede con las atracciones? Por obvias razones son impulsos que no puedes controlar, pero al menos puedes delimitar. Ahora, cuando tienes una atracción violenta todo se complica. No puedes parar hasta conseguir tu cometido, que en la mayoría de las veces es sexo. Una atracción violenta no es aquella que radica en la violencia (necesariamente), sino es aquella que se te mete en la cabeza tan intensamente que no puedes pensar en otra cosa, estás nervioso, paranoico y deseoso de saber dónde se encuentra el motivo de tu atracción. Casi podría parecer una adicción, porque incluso el resultado de obtenerla es el mismo: tranquilidad. Hay personas que son fanáticas a este tipo de atracciones, y no consiguen estar felices sin estas, de hecho no pueden estar en paz con casi ninguna cosa si no tienen el control de su atracción… ¿Qué si yo tengo una atracción violenta con alguien? Por supuesto, pero no puedo decirla. Se perdería el encanto de lo violento…

¿Cómo lo conseguí?

Otro de los maravillosos ejemplares de Uruguay. Aún recuerdo que había una edición semanal de grandes autores de novela negra, y cuando vi a Bradbury no comprendí muy bien, pero al ver quién era no aguante la tentación y lo compré en el acto.
  
Un poco acerca del autor…

No hay nada más que decir de él en este humilde blog, ya casi leo todas sus novelas. Me harían falta la mayoría de sus compilados y relatos. Espero que en uno o dos años ya haya leído todo lo que escribió, y ahí tendremos un problema por qué ya no habrá mes Murakami en el blog. 

Reseña

Hajime es un niño de doce años que es hijo único, el se siente un bicho raro ya que en el Japón de los 50´s lo ideal era tener al menos un hermano. Su vida transcurre de lo más común, hasta que Shimamoto otra hija única entra a su misma clase. A partir de ellos se forjará una amistad de lo más pura posible, que transcurre entre música y largas pláticas.

El tiempo transcurre, y ambos toman caminos diferentes. Su amistad comienza a difuminarse, hasta que se dejan de ver y se separan totalmente. Hajime sigue con su vida de adolescente, conoce a un par de chicas y descubre su sexualidad. A la par de conocer a chicas nuevas, el recuerdo de Shimamoto se mantiene, pero de forma pura y casta. Hajime crece, se casa y forma una familia. Es dueño de un bar exitoso, y una noche Shimamoto aparece frente de él…

A través de un retrato de una pareja de amantes que han pasado separados más de la mitad de su vida se nos trae “Al sur de la frontera, al oeste del sol" una historia cien por ciento Murakami. ¿Podrá un amor de juventud pasar las barreras de la edad, pero sobre todo las barreras de un matrimonio? ¿Cuánto se vale arriesgarte por la persona qué amas? Sí es que en realidad la amas…

Opinión

Llegamos a ese mes del año dónde el blog celebra su aniversario, y es tradición leer a Murakami. Esta era de las pocas novelas que me hacían falta. Esta novela es del viejo estilo Murakami, del estilo que nos encanta a todos, aunque ésta es un poco más real y menos onírica.  La narrativa llega a ser un poco brusca, pero es agradable; los saltos de tiempo se mantienen acorde. Lo intenté alargar pero fueron muy pocas páginas.

Hay una escena sexual que fue de mis favoritas, y no sólo del libro sino de las escenas eróticas en general que más me ha gustado, y es cuando Hajime… pasa casi al final del libro y tienen que leerla. No sé si me proyecté o no, pero es tan real que todos podemos sentirla un poco. Le dio puntos extra que estuviera en un momento sensible de mi vida.

No puedo dejar de comparar este libro con "Sputnik, mi amor" o "Tokio Blues" incluso me sabe un poquito a "La crónica del pájaro que da cuerda al mundo", pero sabe diferente, la historia de amor es más quemante que las demás. No puedo expresarlo. Alguien me decía que todas las historias de Murakami son iguales, un hombre con dos chicas que le atormentan, una del pasado y una del presente… y ahora que lo pienso eso es medianamente verdad… aún así me sigue encantando.

Nunca había leído algo tan romántico, ya que no se necesitan diálogos melosos o escenas sentimentales para demostrar un amor quemante. Las escenas están tan bien descritas que me imaginé a la perfección todo, cree un ambiente en mi mente con mucho esmero. Sin duda ha sido uno de los libros de él que más me ha gustado, hubiera sido perfecto si hubiera sido más largo, tenía de donde explayarse… ése fue el único imperfecto.

"Al sur de la frontera…" se refiere a lo que hay debajo de Estados Unidos, o sea nosotros,  México. "Al oeste del sol…" es lo que los campesinos de Siberia no podrían ver nunca… más allá.

Necesito un amor al sur de la frontera, pero al oeste del sol…

Citas

"Estuve convencido de que las personas se anudaban la corbata, trabajaban en empresas, vivían en una casa con jardín. Respecto a otros tipos de vida, no lograba hacerme, una imagen real."

"Cuando estés triste, finge que eres feliz. No es tan difícil."

"Entonces no lo sabía. No sabía que era capaz de herir a alguien tan hondamente que jamás se repusiera. A veces, hay personas que pueden herir a los demás por el mero hecho de existir."

"Con un simple cambio de lugar, con el paso del tiempo y de los sentimientos, todo se altera por completo."

"Lo que me atraía no era la belleza extrema, sino algo  más absoluto que se hallaba en el interior. De la misma manera quien ama secretamente los diluvios, yo prefería ese algo recóndito que alguien del sexo opuesto emitía hacia mí. A ese algo voy a llamarlo magnetismo. Una fuerza que te atrae y te absorbe, te guste o no te guste, quieras o no."

"Pero, al fin y al cabo, fuera donde fuese, no dejaba de ser yo. Volvía a repetir los mismos errores, volvía a herir a otras personas del mismo modo y volvía a hacerme daño a mí mismo."

"-¿Por qué me miras tan fijamente? -Porque eres bonita. -Eres la primera persona que me lo dice. -Es que soy el único que lo sabe."

"Al mirar la lluvia sin pensar en nada, tienes la sensación de que tu cuerpo se va soltando poco a poco y que te vas separando del mundo real. Quizá la lluvia tenga un poder hipnótico."

"Me gustaba andar por las calles, mirar las diferentes tiendas y edificios, observar a la gente en sus gestos cotidianos."


"Mi agradecimiento hacia ti es tan grande que no se puede expresar con palabras, Y a pesar de ello, te estoy hiriendo. Porque soy un egoísta, un estúpido, no valgo nada. Hiero  sin más a quienes me rodean y me hiero a mi mismo. Hago daño a los otros y me lo hago a mí."

lunes, 30 de mayo de 2016

Tres años del blog de… Juan (que no es tan cierto)


El título de esta entrada es demasiado ambiguo, casi como todo lo que se ha escrito en este blog últimamente. Ha habido reseñas -obviamente-, fragmentos, crónicas y ensayos. Todos de mayor a menor frecuencia, pero ahí están. Y parece que seguirán por lo que le resta de vida al blog… unos meses… unos años o unos siglos.

Hace unos meses le cree una cuenta de Facebook al blog, donde posteo semanalmente las reseñas y fragmentos que se publican. (Honestamente se me hace una pérdida de tiempo porque tengo puros likes de amigos).

Hace un año comencé a tomar notas e ideas principales de lo que leía y empecé a darle una forma más estructurada a las reseñas; además de tomarle fotos a los libros más importantes, copiar la cita más emblemática y subirlo a mi cuenta de Instagram.

Hace dos años comencé a rescatar las frases más relevantes y a plasmarlas en las reseñas; también le cree una cuenta de Twitter donde publico de vez en cuando algunas citas, encuestas o recuerdos. Me fascina esta cuenta, casi como mi cuenta personal.

Hace tres años me dejé llevar por el sentimiento tan profundo de "La crónica del pájaro que da cuerda al mundo" que quise escribir una reseña sin tener la menor idea de cómo hacerlo. Quería que la gente leyera.

Y ese sentimiento sigue, recuerdo que antes me molestaba que la gente leyera basura literaria, ahora me da completamente igual. Quiero que lean. Me siguen encantando aquellas personas que leen en su hora de comida, en el transporte, o en los cafés. Les sigo regalando inocentes miradas y sonrisas cómplices. El blog es de esas personas, y para esas personas.

Tal vez se hayan enterado, o tal vez no, pero quiero escribir más, llegué a la etapa que he leído lo básico para poder a escribir mis propios fragmentos. No creo que pueda escribir una novela, pero me di cuenta de que tengo facilidad para escribir… en bruto, ya que la editora del blog salvó mi cuento de ser un desastre a un medio desastre. Así que espero que el momento llegue y yo pueda dejar el blog (menos atendido, las reseñas semanales se irían) y meterme de lleno a la escritura. De nuevo, esto puede suceder mañana, pasado o nunca.

Para finalizar… siempre tengo la necesidad de agradecerle a Ximena Arévalo (aka La editora), ya que esté blog sería un mar de faltas de ortografía, redacción y fuera de contexto si no fuera por ella. Ella representa el soporte de blog, yo sólo soy el tipo que escribe de forma impulsiva y flemática para el blog. Y aprovecho para agradecer a esas personas que me han hecho comentarios para mejorar, el blog tampoco seguiría sin ustedes.

Citando al buen werevertumorro (creo, y espero que tomen este chiste de manera divertida): "Este post es para ustedes, y de ustedes, siéntanse libres de darle manita arri… NO, no puedo citar a ése aquí. Compártanlo o no, la verdad me da igual. Agradezco a aquellas personas que siempre me leen… o no. Es una breve manera de explicar el crecimiento del blog… y vaticinar su futuro.

¡Hasta el próximo libro!


PD: ¿Qué están leyendo? Eso sí me interesa saberlo… (?)

Los libros fueron random... no elegidos por mi. 


miércoles, 25 de mayo de 2016

Reseña de Señorita Vodka de Susana Iglesias.

Título: Señorita Vodka
Autor: Susana Iglesias
Editorial: TusQuets
Género: Narrativa, Ficción, Contemporáneo
País donde sucede: México/ Estados Unidos
País de origen del autor: México
Páginas: 212
Días para acabarlo: 2
Calificación personal: 4.5/5

Previo: ¿Y qué tal Señorita Mezcal?

En algún punto de la vida de un hombre existe una señorita vodka, aquella señorita que te hace sentirte embriagado con solo verla. Los motivos pueden ser físicos, sexuales o hasta mentales, pero cuando entra en contacto contigo te hace perder la cabeza y te sentir que las piernas tiemblan. “Hands are shaking, knees are weak”; y la única forma de parar es verla y tomarla.  En esta ocasión no haré afirmaciones de si he tenido, tuve o tendré una señorita vodka, pero no creo que al final sea tan romántico como lo describí hace unas líneas… porque cuando todo se acaba te deja con un dolor de cabeza y unas ganas de no volver a probar el vodka jamás. Cruda de mujeres, le dicen.

¿Cómo lo conseguí?

Llevaba años buscando este ejemplar, cuando salió se me hacía algo caro y lo fui dejando pasar. Una tarde en la colonia Roma encontré este maravilloso regalo a una infame cantidad de 25 pesos, el cual no dudé un solo instante en comprar. Creo que la señorita que me acompañaba esa vez me da suerte, porque a partir de ese día todo ha ido de maravilla… puede que me haga falta esa suerte… al menos para comprar libros.
  
Un poco acerca del autor…

No sé nada de Susana Iglesias, sólo recuerdo que ha vivido gran parte de su vida en el centro histórico (que también es donde yo crecí) y que ha ganado un par de premios por su bizarra narrativa. Me encantaría leer algo más de ella y ya le mandé un tuit… a ver qué pasa.
  
Reseña

Tenemos a la señorita Vodka como personaje principal. Al principio no nos podemos dar cuenta en dónde estamos, mejor dicho no podemos diferenciar si nos encontramos en un bar de mala muerte del centro histórico de la Ciudad de México, en un hotel de paso o en un puticlub… así comienza esta elocuente narración.

A través de una serie de cartas, remembranzas y episodios que discurren entre la realidad y la ficción, la señorita Vodka nos intenta contar a los cuatro hombres que le marcaron –o le jodieron– la vida. Tenemos a W, el amor de su vida; a Judas un policía que la mantiene en el limbo de la ambivalencia; a Mike su príncipe azul güero y a García que intentará salvar su vida del barranco al que se aproxima.

En medio de Los Ángeles y la Ciudad de México se nos expone a la señorita vodka, una mujer que se ahoga en ella misma y ha encontrado la diversión en la ruleta rusa. Atrapada en sus recuerdos, demonios y propias adicciones se nos trae esta depresiva pero sexosa historia… ¿Cuánta suerte tendrá para no volarse la cabeza con la ruleta rusa?
   
Opinión
  
Me ha encantado la forma de escribir, es tan apasionada y tan adultera a la vez. Logré imaginarme a la narradora con una voz llena de concupiscencia aderezada con un toque de aguardiente, la narrativa me pareció tan realista que parece verdad. Se me fue como agua, y en cuanto me di cuenta dos días habían pasado y yo lo había concluido.

Hubo una escena que se me quedó bastante bien grabada y fue cuando juega ruleta rusa en Garibaldi, en este punto su vida le vale madre y sólo quiere pasar el rato. ¿Qué tan devastada debes de estar para jugar a la puta ruleta rusa? En sí muchos pasajes que hablan del centro histórico me gustan y me hacen sentir una alta empatía por las historias.

Aquí viene la peor parte de toda la novela, la narrativa. La narrativa está tan desordenada que te cuesta demasiado trabajo seguir las ideas, y realmente lo hace pesado y complicado de disfrutar. Si hubiera tenido un ritmo normal, con algunos juegos de tiempo hubiera sido excelsa. Toda la conexión que logras obtener se pierde en el siguiente capítulo.

Como dije antes, la forma de escribir es tan preciosamente dura que te logra imaginar todo, incluso las ganas de embriagarme con vodka estuvieron rondando mi mente toda la semana. Sigo necesitando un vodka después de leerlo. (Ahora más que cuando escribí la reseña). Le puse cara a este personaje, la cara de la persona real no tiene que nada que ver con el personaje, sólo es una fantasía provocada por el vodka… y ella nunca tendrá la menor idea.

La señorita vodka es altamente seductora, pero sus novios me parecen de lo más idiota posible, sí, justo como los hombres lo somos. Ahora que me pongo a analizar un poco más profundo, las historias parecen cartitas suicidas de una loca a sus ex novios. Mujeres dañadas por hombres aún más dañados.

Necesito un trago de vodka. O tal vez necesito una señorita vodka. O una señorita Mezcal. O una señorita Tequila. O una señorita Cerveza Artesanal… ¿Cuál creen que me quede mejor?

Citas

"No se trata de lo que uno conserva, se trata de todo lo que perdemos."

"Existes porque me dueles, por esa razón sigues existiendo."

"Te ha pasado varias veces, no sabes de dónde o por qué aparece el dolor. El dolor no se puede controlar, aquel que diga que es así, está mintiendo."

"La culpa es una reacción emocional aprendida, sirve para manipular, nada más; fuera de eso, no sirve para nada."

"Nada deseo más en el mundo que tropezarme contigo alguna noche…"

"Me alcanzó, me besó, me preguntó quién me había hecho tanto daño. No pude responderle. No pude decir un nombre, no pude decir aquella inicial."

"Evito todo el tiempo llamar a las personas por su nombre, por miedo a encariñarme, por miedo a gritar los nombres en una mala parranda, por miedo a escribirlos, los nombres abren alacenas emocionales. Un nombre deja heridas siempre."

"Tuve días pasmosos, días en los que nada sucede; ese es el momento justo en que sabes que el desamor es un pasajero eterno."


"El desamor se nutre de una soledad involuntaria."

miércoles, 18 de mayo de 2016

Reseña de El cártel de Don Winslow

Título: El cártel
Autor: Don Winslow
Editorial: RBA
Género: Novela negra, Narco, Contemporáneo
País donde sucede: México/ Estados Unidos
País de origen del autor: Estados Unidos
Páginas: 696
Días para acabarlo: 8
Calificación personal: 4.75/5

Previo: Zombis 2 (retomando a los zombis de la balada de los arcos dorados…)

Después de haber leído y observado varias ejecuciones atroces en los libros… prácticamente todos los medios de comunicación alguna, me surgió una duda bastante normal: ¿qué sucede en las mentes de los sicarios? ¿Qué les da ese poder o esa falta de sentimientos para poder asesinar de maneras tan atroces? Una cosa es matar a alguien, tomas una pistola y le metes una bala en medio de las cejas. Se acabó. Pero una muy distinta es asesinar con dolo, y humillar el cadáver, ¿cómo? Cercenándolo, decapitándolo o eliminándolo en ácido. A ustedes podrá parecerles muy retorcido o muy simple… depende de cuánto hallan visto o escuchado, pero la verdad es un problema sumamente grave que la sociedad mexicana ha comenzado a tomar como un “problema cotidiano” justo como sucedió con la corrupción o el tráfico; problemas que se van quedando y quedando…

El punto aquí es entender la psique de los sicarios, y según varios estudios ellos no poseen ningún problema mental, sino trastornos que agravan su conducta en formas ya vistas. Estos trastornos logran la despersonalización, ya que los transportan a otros mundos mientras asesinan, es por eso que en la mañana pueden asesinar a tiros a 20 personas y en la noche convivir con sus hijos SIN REMORDIMIENTOS. A mí me sigue pareciendo una locura que los zombis sigan existiendo en pleno 2016… ¿Usted cree en los zombis o en los zicarios?

¿Cómo lo conseguí?

Este libro me urgía desde hace semanas, así que lo intenté aguantar todo lo que pude. Lo compré con un pequeño descuento en las librerías que hacen ilusión a ese liberador hindú


Un poco acerca del autor…

Ya tenemos un par de previos del buen Winslow, lo único que puedo añadir son las obras que ahora quiero leer de él. Su ópera prima: “Un soplo de aire fresco” y la precuela de “Salvajes”: Los reyes de lo cool. A ver que con que otra sorpresa literaria nos sorprende Winslow… aunque no creo que haya más de él en el blog.


Reseña

Han pasado años, muchos, pero el recuerdo de venganza de Art Keller sigue fresco. Aún después de haber encerrado a Adán Barrera –el patrón– en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos. La federación, la gran mafia del narcotráfico mexicano ha desaparecido y se ha disgregado en pequeñas plazas para vender drogas (las cuáles son disputadas en una carnicería constante). Adán Barrera hace un cuantioso trato y todo se arregla para que vuelva a una prisión de su ansiado México…

Mientras tanto Keller se ha refugiado en el exilio, esperando pasar los días y redimir sus culpas. Adán se prepara para volver a ser el patrón y unificar el territorio en una nueva federación mucho más poderosa y expansiva… pero nuevos enemigos acechan y no todo será tan fácil como lo fue hace unos años, sino que ahora todo será más violento y sanguinario… la compañía Z, o los Z, han llegado a amenizar la partida.

A través de la radiografía de uno y varios cárteles mejicanos nos podremos dar cuenta de cómo se vive dentro de uno. Desde el cártel civilizado que sólo quiere vender drogas sin molestar a nadie, hasta el cartel que asesina, extorsiona y secuestra por el solo hecho de infundir terror a la población. ¿Quién ganará en esta nueva confronta: el nuevo imperio de Adán Barrera o la justicia del “Killer Keller”? A enterarse en la nueva obra de Don Winslow.



Opinión


Y sí, no se puede negar que me encantó por el simple hecho de que  mantiene la fórmula ganadora de “El poder del perro”, y esto a la vez es malo, ya que uno no puede dejar de comparar la genialidad de su precuela. Y bueno, la fórmula ganadora es enlazar historias que al principio no parece que tengan nada en común pero al final todas tienen algo que ver que realmente impresiona, eso es lo que más me gusta de cómo escribe Winslow. Le metí velocidad a este libro, ya que me chuté 700 páginas en 8 días, casi un  tiempo récord.

Fuera de todas las ejecuciones escabrosas que se muestran, hubo una en especial que se me quedó anclada en la mente… y fue cuando queman vivo a un sicario; Winslow lo describe tan bien que tuve náuseas por creer percibir el olor de la carne chamuscada. Aparte de que tuve sueños en donde yo era el patrón y dividía las plazas… algo fuera de lo común en mis sueños.

La traducción es española, pero no es taaaan pésima como la que hemos visto en otras ocasiones, sigo diciendo que este tipo de libros deberían traducirse al mexicano. La narrativa es un poco más pesada y detallada que su antecesor… y me parece que entra en cosas que no debería entrar. He ahí otro punto negativo.

El libro es demasiado crudo, pero creo en los tiempos modernos deja de asombrarnos, estamos tan acostumbrados a la violencia, a los asesinatos y a los narcos que ya nos parece algo común. Al menos en México y para los mexicanos es de lo más común que se pueda ser; hemos aprendido a vivir con ello.

Mientras tanto la batalla de egos se conserva, por un lado tenemos a “Killer Keller” el policía incorruptible que asesina narcos y sigue cazando a su competencia, y del otro lado tenemos a Adán Barrera que regresa por su plaza, el poder y todo lo que conlleva, con una renovada venganza de matar a Keller a toda costa. Esta vez he tomado un partido, el de Adán Barrera, sobre todo por el jodido final del cártel. Tenía tiempo sin odiar tanto un final… detesto cuando los autores son compasivos.

¿El nuevo cártel será igual a la última federación? ¿O será capaz de unir a todas las plazas para formar uno solo?

Citas

"Lo que la policía no entenderá nunca y ni siquiera reconoce es que el llamado problema de la droga en México no es el problema de la droga en México. Es el problema de la droga en Estados Unidos. No hay vendedor sin comprador. La solución no está en México y nunca lo estará."

"Si te humillan es porque eres débil. Si eres débil, te conviertes en objetivo."

"Si muere en México, se llevará algunos secretos con él. México es un cementerio de secretos."

"Puede que me haya acostumbrado demasiado a la soledad. Puede que me guste en exceso."

"Prefiero a las mujeres casadas y a las putas caras. Una buena cena, risas, un buen polvo y luego cada uno sigue con su vida."

"… ataca rápido, ataca fuerte y siéntete satisfecho de la victoria. No pisotees a los supervivientes ni te ganes más enemigos."

"Cada vez que se mira al espejo, eso es lo que ve. Uno no olvida lo que le han hecho y lo que le obligaron a hacerles a ellos. Ese fuego no se apaga, simplemente se atenúa, y recuerdas todos aquellos rostros."

"Ha estado con muchas mujeres, pero follarte a una que se ha cargado a un tipo te provoca un placer sexual único. Como si fuera, literalmente, un coño asesino."

"En cuanto a la corrupción, ¿quién es más corrupto? ¿el vendedor o el comprador? ¿Y hasta donde llega la corrupción de una sociedad cuando sus ciudadanos necesitan colocarse para evadir de la realidad a costa del derramamiento de sangre y el sufrimiento de sus vecinos?"

"Tiene esa creencia tan estadounidense de que todo problema tiene solución, mientras que un mexicano sabe que eso no es necesariamente cierto."

"Tal vez fue el triste hecho de que ya no era capaz de sentir nada cuando veía a la esposa, a la madre o a la hermana gritar o llorar. O de que ya no sentía conmoción o tan siquiera repugnancia al contemplar los cuerpos desmembrados o decapitados. Cabezas y extremidades esparcidas por esta ciudad como despojos, perros en las colonias más decrepitas huyendo."


"Ustedes los estadounidenses, están limpios porque pueden. Nosotros nunca hemos tenido esa opción como mexicanos ni como nación."

viernes, 13 de mayo de 2016

Juan y el dolor. ¿O el dolor de Juan?


Antes que nada quiero dar la bienvenida a esta nueva sección en el blog: al ensayo. No sé por qué estoy escribiendo esto, ni siquiera sé para qué, no es que esté sintiendo dolor en estos momentos (o tal vez sí), pero desde hace varios días tengo en mi mente la palabra "pain" y no puedo sacarla de ahí. Así que vamos a ahondar un poco en ésta para ver sí puedo justificarla… Necesito justificarla.

Ya sé que de esta manera siempre comienzo mis previos, pero: ¿qué es el dolor? ¿Cómo se siente el dolor? ¿Y sobre como sabemos que es dolor? Lo primero que hay que diferenciar es que el dolor no es lo mismo que el sufrimiento; el dolor es una emoción que te recuerda que estás vivo, que te hace mantenerte alerta y es aquella sensación que te hace prender una alarma en tu cabeza. El sufrimiento es una agonía prolongada que no te deja estar en paz. En pocas palabras el dolor es algo que estalla y el sufrimiento es algo que se mantiene.

Hay otro sentimiento parecido que es la añoranza y esta es una extensión de la tristeza que te mantiene pensando -patéticamente- en algo o en alguien. Nuevamente el dolor sale a flote por diferenciarse y sentirse rico. Antes de pensar que soy un pervertido, sociópata o adicto al dolor no me podrán negar que a ustedes también les encanta el dolor… ¿qué como lo sé? Porque a todos nos fascina el dolor, a mayor a menor escala; sí, te estoy hablando a ti que vas al gimnasio y sientes que las fibras de los músculos se destruyen -microscópicamente- para dar paso a nuevas,  te hablo a ti ciclista que después de andar en bici por horas tus piernas te queman, te hablo a ti señorita que su novio le acaba de morder el labio en una reacción inesperada de salvajismo, y finalmente te hablo a ti psicópata que te regocijas causando dolor a otras personas por el puro hecho de poder hacerlo.

Me ha surgido una duda mientras escribo… ¿existe el dolor mental o es únicamente físico? Me voy a arriesgar (aunque francamente me gustaría la explicación de un psicólogo) creo que el dolor puede ser únicamente físico porque es una reacción que viaja a través de los impulsos neurológicos (?) y cuando es mental tiene un nombre diferente… la mente es mucho más delicada así que dejémosla por ahora, no queremos entrometernos en fragmentaciones y csas de esas.

¿Seguimos? ¿Qué tan cierto es esa premisa gitana que un dolor mayor cura a uno menor? En primera instancia es verdad, porque por milésimas de segundo olvidas todo lo demás y te concentras en ese dolor sordo que acabas de experimentar, por lo tanto olvidas el pequeño. Pero a largo plazo tendrás dolores diferentes… así que si usted es adicto al dolor ya sabe como entretenerse. *guiño*.

¿Qué hay acerca de los "painkiller"? Sé que la traducción correcta es analgésico o calmante, pero yo me quedo con la de mata dolor; sencillamente suena genial o maravilloso algo que te quite el dolor de tajo… hmn… recordé los famosos novril de la novela Misery. ¿En verdad necesitamos algo que nos calme al dolor o solo es un efecto placebo? Todo cabe en la mente de las personas.

Vayamos a la parte álgida del ensayo: El placer en el dolor. ¿En serio creemos que hay gente que disfruta teniendo dolor? ¿En serio no creemos que hay gente normal que disfruta teniendo dolor? ¿Ejemplos? Hay miles… los que se tatúan, los que se besan, los que se perforan. Ya estoy entendiendo hacia donde quieren llegar, ustedes quieren que les diga que sucede con las personas que viven para el dolor y que solamente pueden estar bien con éste, ¿verdad? Pues soy su persona equivocada, aunque la palabra, el sentimiento y las definiciones abunden en mi mente, no he llegado a cruzar esa barrera de vivir para el dolor… aunque tal vez no sea vivir, sino coquetear. *doble guiño*.

Parte final de este experimento called ensayo: El umbral del dolor. ¿Qué saben acerca de esto? Todos tenemos "fronteras" o límites de dolor, algunos tenemos muchísimo más y otros tienen muy poco (espero hayan entendido mi afirmación). No estoy seguro si alguien normal se pueda entrenar para soportar más el dolor, pero estoy seguro que se debería poder. Mi frontera-umbral es alta… cada vez que corro… cada vez que corría me dolía, no dejaba de hacerlo, hasta que pude ahogarlo y comencé a disfrutarlo. Esa maravillosa sensación de esforzarte, de romper tus límites y sentir que ha valido la pena… aunque ahora no puedas correr y te estés lamentando montones por ello.


Finalmente quiero que me digan que dolor les gusta, y para cerrar quiero que imaginen el dolor que han sentido, puede ser el que ustedes quieran, pero recomiendo alguno que haya sido producto de una relación amorosa. Recuerden que el dolor es físico… el dolor es rico… y yo sigo intentando justificarlo… 

Les dije que me gustaba el dolor...

miércoles, 11 de mayo de 2016

Reseña de El libro de los amores rídiculos de Milán Kundera


¿Cupido medieval? 
Título: El libro de los amores ridículos
Autor: Milán Kundera
Editorial: TusQuets
Género: Cuentos, Romance
País donde sucede: República Checa (varios países de Europa)
País de origen del autor: República Checa
Páginas: 318
Días para acabarlo: 5
Calificación personal: 4.5/5



Previo: Cuando el juego de roles va más allá…


¿Han jugado alguna vez a tomar “roles” con su pareja? Sí, me refiero al aspecto sexual. Este previo lo extraigo de una de las siete historias mencionadas en este compilado, donde una pareja toma el rol de autoestopistas desconocidos. El juego de roles en una relación sexual –o en un calentamiento previo– es una práctica común utilizada por las parejas cuando han perdido la chispa de la sensualidad o ésta se va difuminando, o sencillamente no quieren que su relación decaiga. Para llevar a cabo este tipo de prácticas se necesitan dos cosas fundamentales: confianza en el otro y definir los roles que se seguirán por un lapso determinado. Podría parecer algo sencillo, elegir una personalidad al azar –la personalidad de alguien más que fundamentalmente no soy yo­– y dejarse llevar por el momento… pero es algo mucho más complicado, pero sobre todo hay algo que se esconde (y no se puede entender tan fácil) en el querer ser otra persona, o al menos aparentarlo. El problema podría existir cuando esa otra persona domina tu forma de ser… y siempre te conviertes en un rol.


¿Cómo lo conseguí?

Producto de un préstamo de la misma dueña de Baila, Baila, Baila. Ella acostumbra leer este tipo de literatura llena de ficción, onirismo y cuestiones que te hacen pensar un poco en donde estás y hacia dónde vas. Me lo había prestado hace ya unos meses atrás, pero no pude leerlo en un momento mejor.



 Un poco acerca del autor…


Ayer me puse a leer su biografía en la página de la enciclopedia más famosa de todo internet, y lo que más pudo llegar a asombrarme es que fue casi expulsado de su propio país por tener ideas anticomunistas, bueno en verdad parecía tener ideas comunistas pero se le encontraron pruebas de lo contrario. Él se fue a Francia y fue acogido en ese país. Varios años después su obra maestra “La insoportable levedad del ser” fue presentada en Republica Checa. Ganador de varios premios y reconocimientos, tenemos al señor (increíblemente las personas lo confunden como mujer) Milán Kundera.


 Reseña


Voy a describir únicamente cuatro de los siete cuentos presentados en este volumen; seré sucinto:


Cuento uno: se nos presenta a un profesor universitario que por fin ha podido publicar uno de sus artículos en una revista de arte, gracias a esto otro colaborador le pide su visto bueno para también poder publicar su artículo. El problema radica en que el artículo del colaborador es pésimo y este no puede decírselo… no le gusta decir la verdad y su mentira parece no tener fin.


Cuento dos: los protagonistas son dos mujeriegos que narran su experiencia a través de una enfermera que conocen, en el transcurso conocerán a otros bellos ejemplares de este zoológico de mujeres que se llama Tierra.


Cuento tres: Aquí tenemos a una pareja que emprende unas tranquilas vacaciones, hasta que se les ocurre tomar falsas identidades y simular que la chica es una autoestopista y el varón es el conductor que la llevará. Todo comienza bien, hasta que ellos se meten demasiado en la ficción de sus papeles.


Cuento cuatro: Un simposio de médicos que nos explica los embrollos, confusiones y pasiones que se pueden desatar en los rincones de un hospital.


Al final tenemos una constante, el amor y la pasión son los motivantes de todos los personajes, y se pasa de la ira hasta el coraje o la decepción. ¿Cuán ridículo, desastroso o erótico puede ser el amor?


Opinión


Ya había pasado más de un año sin leer a Kundera, y honestamente lo extrañaba. No hubo la oportunidad de leerlo, francamente lo había olvidado. Existen dos opciones: leerlo pronto y tal vez no disfrutarlo tanto; o leerlo dentro de varios meses y tomarle el sabor exacto como a este. Este libro llegó en un momento perfecto, en el momento en el que sentía mi amor ridículo, y así se confirma por veinteava vez que los libros los disfrutas más si llegan en momento indicado y no los apresuras.


Los cuentos son bastante breves y se te van como agua, en especial los primeros cuatro que fueron mis favoritos, los demás me costaron un poco más porque me produjeron menos interés. El libro es bastante fácil y no presenta mayor complicación, se te va antes de que puedas tomarle sabor a los personajes.   


No hubo parte favorita, pero sí cuento favorito y es el de los autoestopistas falsos. Algo hubo en este cuento que me permitió proyectarme de sobremanera, no puedo explicarlo pero remembré a una persona, a una situación y a una noche. Aunque puede que sea una mezcla de varias personas, o de varias noches o de varias situaciones, justo como en los juegos de roles que van más allá de tu propia personalidad.


Al ser cuentos se te van rápido y es sencillo tomar ambiente. Kundera es genial para crear ambientes en unas cuantas líneas, además de hacerte imaginar los sentimientos y expresiones de sus personajes. La traducción no me parece mala y es aguantable. Ya han pasado varios libros así que no recuerdo a la perfección la insoportable levedad del ser, pero no me saben igual.


La mayoría de los personajes tienen una constante: el erotismo, pero la gran diferencia es la forma en la que lo expresan. Unos con ira, otros con indiferencia y otros con sensualidad. Todos me parecen piezas fragmentadas del mismo Kundera.



¿Cuál ridículo es su amor? ¿Del ridículo que da risa o que da pena?