¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

jueves, 30 de junio de 2016

Reseña de Friquis de Fernando Lobo

Ah caray, yo sí apretaba esos botones...
Título: Friquis  
Autor: Fernando Lobo
Editorial: Almadía
Género: Ficción transgresora,  
País donde sucede: México
País de origen del autor: México
Páginas: 215
Días para acabarlo: 3
Calificación personal: 4.85/5

Previo: Telerisa… y mi afán por no despotricar ante ellos

Creo que la televisión y sus medios de información/entretenimiento son un tema que se ha tocado realmente poco en el blog, así que ahora es un buen momento. Primero que nada tengo que aclarar, no odio la televisión, no la detesto ni tampoco estoy en contra de la misma; solamente que no la veo mucho porque casi no tengo tiempo. Pero esto no siempre fue así, no les diré que fui educado por la televisión y sus programas idiotas, pero sí pasaba gran parte del tiempo pegado a una. En el transcurso de la secundaria a la prepa me di cuenta que había programas realmente imbéciles (siempre aborrecí las novelas) y poco a poco dejé de verla. Prefería las series, la computadora o la tele por cable.

Supongo que la diatriba va dirigida principalmente hacia la televisión pública porque es a la que tiene derecho todo el pueblo. Y sí, tengo que decírselos los canales están jugando con ustedes y con su forma de pensar, –con un poco de miedo a sonar paranoide– todo está calculado y controlado. Los altos ejecutivos saben qué poner, cuándo ponerlo y para qué ponerlo. Todo es una forma de manipulación para decirnos qué pensar y qué sentir, y aunque no veamos la televisión directamente tenemos compañeros, familiares o amigos que sí. En este punto lo que debería escribir es que tomaran un bate de béisbol y la mataran, pero no, han pasado los años y ya no odio más la televisión. Me da igual, no todo el contenido que hay es una puta mierda, hay algún par de programas rescatables. Y creo fervientemente que cada persona es totalmente libre de decidir si la quiere ver o no, en lo que estoy un poco desacuerdo es que no nos expliquen las consecuencias negativas o positivas que tienen.

¿Y ustedes van a matar a su tele o van a esperar a que empiece la NFL?

¿Cómo lo conseguí?

Necesitaba un libro que leer, y había visto promocionado éste en las páginas de la editorial Almadía. La premisa me sonó a la misma de “Monstruos Invisibles” de Chuck Palahniuk (libro que por cierto no he leído), y aunque estaba reticente a comprarlo al final me animé. ¿Habrá sido una decisión arriesgada? 


Un poco acerca del autor…

Fernando Lobo es originario de nuestra defectuosa Ciudad de México, cursó la carrera de letras en la UNAM, y tras haber probado varios empleos todos le terminaron por hartar. (Proyecciones a la vista). Así que decidió mudarse al estado de Oaxaca. Esta novela es producto de una beca de escritura (proyección dos a la vista).


Reseña

Tenemos a Tania Monroy, alías La Monroy, como conductora del programa sensación sabatino. Ella es un antiguo símbolo sexual que aún mantiene y provoca disparates en el público masculino; pero ella también es adicta a las cirugías estéticas. Cuando el mejor cirujano plástico del país se niega a operarla, ella tiene que recurrir a otras opciones, los gringos. En un desafortunado percance ella… pierde la nariz.

Por otro lado tenemos a Mac Rodriguez, director de la revista de chismes “Farándula”  más famosa de todo México. Él es un desinteresado que deja el trabajo a medias, y no tiene un compromiso real por la revista, sólo le preocupa escribir los rumores más sórdidos y sucios posibles. Es ahí cuando ve su oportunidad de fama en la tragedia de Tania Monroy.


A través del retrato de los tabloides y medios de comunicación sin escrúpulos y que su único cometido es transmitir estupidez en HD, se nos trae “Friquis” una novela de Fernando Lobo que es una entera sátira de los medios de comunicación de este país, y la gran forma de influenciar a una sociedad que es dependiente del pan y circo. ¿Podrá Tania Monroy sobre ponerse a esta tragedia y ser la estrella naciente que la televisión mexicana espera?


Opinión

Tenía serias dudas acerca de este libro, pero al final me animé a leerlo bastante pronto. No esperaba mucho, pero en las primeras páginas las dudas comenzaban a disiparse. Con una leyenda de advertencia “los personajes pueden ser irresponsablemente irreales o reales” te comienzas a dar una idea de la parodia llena de cinismo y sátira que leerás. Poco a poco el libro comenzó a encantarme por ser tan descarado, y ya no pude parar hasta acabar de leerlo el mismo fin de semana.  Últimamente he leído mucho de Almadía y, a excepción del penúltimo libro,) todo me ha encantado.

En este libro no hay una escena favorita tal cual, pero el final me impresionó, no estoy seguro si el autor lo describió con demasiada exactitud o yo me lo imaginé de más. El hecho es que se presenta una apoteosis, ¿de quién? Lean el libro para saberlo. 

La narrativa es sencilla, es digerible y no tan mexicanizada; incluso las malas palabras no se usan en exceso, sino cuando se deben de usar, en la cotidianidad. No he leído algo más del autor, pero me quedé con ganas de leer mucho más de él. Y aunque el libro no es perfecto (le falta/sobra algo), es un excelente ejercicio –cínico– para comprender la distorsionada realidad que el pueblo mejicano sufre y vive. 

El punto de todo esto es mostrar la forma tan inocua en la que los tabloides se alimentan de nuestros deseos vacíos. Somos tan manipulables, manejables y controlables como una barra de plastilina, y hay personas cuyo único trabajo es saber qué debemos ver, cómo lo debemos ver y para qué debemos ver. Existe un arte en el chantajear y manipular el contenido mediático que recibimos. Los tabloides no tienen escrúpulos a la hora de escrutar nuestras preferencias.

Los personajes van desde la vedete de los años 70´s que participó en películas ficheras, pasando por el matón que se enamoró perdidamente de ella, hasta una cantante del pop cuya vida está a punto de tocar fondo, el guarura que fue entrenado por Kaibiles y hasta un enano regenteador de prostitutas… Uno de los libros más mixtos que he leído, un poco de novela negra y misterio en un solo paquete.

Ahora tendré que ponerme a leer los encabezados de TVNOTAS para cerciorarme de que tan Friquis o no llegamos a ser…

PD: Tampoco hay frases para este libro, lo presté.


miércoles, 22 de junio de 2016

Siempre serás una parte de mí…


Regularmente no escribo de mi mismo, pero en estos momentos tengo la explícita necesidad de hacerlo. Sé que me proyecto en todo lo demás que escribo: tuits, reseñas, fragmentos, cuentos, blah, blah, blah. Pero no lo hago de forma consciente. Estas líneas sí lo serán.

Hoy vengo a escribir acerca de una de las personas que marcó mi vida, más que marcar mi vida trazó una brecha inimaginable que ni siquiera yo mismo soy capaz de llegar a darme cuenta. El señor Remy, el señor de los libros, Don Remy. Pocas personas en mi vida, fuera de mi familia, han logrado influir tan profundo en mi forma de pensar. El día de hoy ya no está más. El cáncer se lo ha llevado. Por obvias razones me siento profundamente afligido, pero no tengo tristeza, él sé que está en un lugar mejor. Quiero pensar que se encuentra en el paraíso de los libros, un cielo dónde podemos leer todo lo que nos plazca sin cansarnos y aprender todo.

Aún recuerdo la primera vez que lo conocí, o mejor dicho a su tienda de libros. Fue hace tres años y mi tía acaba de mudarse, en esas fechas mi amor por la lectura apenas comenzaba a florear y yo era un ignorante en la materia. Por motivos del destino me llevé un par de libros, "Asesino de muertos" y otro que aún tengo pendiente; también recuerdo la cantidad 130 pesos. Semanas después me animé a entrar, y él me recibió cálidamente me invitó a entrar a su paraje de libros, a su mundo. Al principio me sentí impresionado, él no paraba de charlar de autores, editoriales y narrativas, que yo no tenía ni idea. Ese fue de nuestros primeros encuentros, encuentros que se repetían cada semana que yo iba a visitar a mi tía.

Regularmente me llevaba libros que él me aconsejaba que debería leer, yo difícilmente reconocía al autor. Las visitas se espaciaron, y las recomendaciones de libros también. Al cabo de un año ya conocía a más autores y podía hilvanar mejores pláticas. Un día entre nuestras numerosas pláticas y diversos invitados se coló el tema de los viajes, me habló de sus experiencias en Sudamérica. Yo quedé anonadado y en ese momento una necesidad se implanto en mi mente: tenía que viajar a Sudamérica y seguir la ruta que él me decía. Y así fue, me animé. En junio de hace un año tomé mi mochila e intente ver con mis ojos sus descripciones, mayormente de Argentina. Al regresar de mi viaje, el fue una de las personas que primero llegué a ver; quería contarle todo lo sucedido y como había salido airoso de esa travesía. Esa fue una de nuestras pláticas más largas.

Nuestras pláticas abarcaban mayormente libros, temas de la actualidad, gobierno, política y autores. Siempre tenía invitados, así que la plática siempre se nutria más. Así que estas líneas son una breve forma de agradecimiento, que puedo resumir en tres simples pasos:

·         Gracias por no hacerme un ignorante e impulsarme a ser mejor lector cada día. Sus recomendaciones permanecerán siempre en mi mente y en mi corazón. Los últimos libros fueron especialmente buenos
.
·         Gracias por animarme a hacer ese viaje de mochilero, diciendo que era un joven que podría arreglárselas solo, y que amaría Argentina por su tradición lectora. Estaba en lo cierto. Siempre lo estuvo.

·         Gracias por tocar mi vida de forma tan descarada y hacerla tan diferente a los demás. Me siento diferente gracias a usted. Usted es, fue y siempre será mi maestro de los libros.

Y aunque mi corazón se encuentre en dos partes por perder a alguien tan apreciado, espero tenerle buenas noticias, noticias de las que usted más que nadie se puede alegrar, ahora ya no tendré un maestro de los libros, sino un ángel lector de libros que podrá recomendarme los mejores títulos.

Hasta pronto, mi maestro. Hasta pronto Don Remy. Siempre lo llevaré en mi corazón, en mi mente y en mis libros. 

miércoles, 15 de junio de 2016

Reseña de La guia del autoestopista galactico de Douglas Adams


Listo, pulgar levantado. ¿Y mi "ray"?
Título: Guía del autoestopista galáctico  

Autor: Douglas Adams

Editorial: Anagrama

Género: Ciencia ficción

País donde sucede: Inglaterra… todo el mundo… galaxia

País de origen del autor: Inglaterra

Páginas: 284

Días para acabarlo: 6

Calificación personal: 4.7/5

 

Previo: Viajes 3 (espaciales)

 

Este ha sido un tema recurrente en el blog, aunque no ha sido muy continuo sí ha estado presente. ¿A dónde irían si tuvieran un boleto libre… para cualquier punto de la galaxia? ¿Pueden imaginar los confines de la galaxia? Yo honestamente no. Mi mente no posee tanta imaginación para imaginar más allá de miles de estrellas, planetas, razas o polvo. O tal vez mi mente no sabría cómo procesar tanta información tan rápido… justo como le sucede al personaje de esta novela. Se ve sobrepasado por aquello que sus ojos ven, pero su cerebro no es capaz de almacenar y procesar. Les propondré algo: Cierren sus ojos. Imaginen las estrellas. Una noche totalmente estrellada únicamente con los sonidos de la naturaleza. Tranquilidad, calma e incluso ese frío que se siente por las noches llenas de estrellas. Ahora imaginen que se pueden desplazar por toda la galaxia, a través de las constelaciones. ¿Apoco no sería emocionante? Espero que mi vida alcance lo suficiente para ser un mochilero espacial.

 

¿Cómo lo conseguí?

 

Uno de los pocos ejemplares que pude comprar en la FIL que hubo en el palacio de minería hace unos meses. Le tenía ganas de tiempo atrás, y como lo vi arrumbado en una esquina decidí que tenía que llevármelo a casa.

 

 

Un poco acerca del autor…

 

Autor de origen inglés. No recuerdo haber visto nada del autor en ningún lado, pero sí tengo atisbos de ese libro y de su particular nombre. La serie de “La guía del autoestopista galáctico” es su obra más notable, y ha recabado miles de seguidores por todo el mundo. El fanatismo llegó a niveles tan alto que tiene su propio día de celebración, el 25 de mayo donde sus seguidores portan una toalla –como rasgo fundamental que todo autopista debe llevar–. Falleció en 2001, antes de poder ver su novela en las pantallas de cine.

 

 

Reseña

 

El señor Arthur Dent se encuentra en su casa, justo como cualquier otro día, de pronto escucha ruidos de maquinaria pesada fuera de su casa, en ese instante le comunican que su casa fue seleccionada para ser derribada y que una autopista gigante será construida en su lugar. Rápidamente Arthur intenta arreglar la situación, pero el ayuntamiento de la ciudad se empeña para construir la magnánima autopista… sobre su vivienda. 

 

De regreso a su casa se encuentra con un antiguo amigo Ford Prefect (no hay que ser genios para entender el nombre). Arthur le cuenta su desgracia, y Ford no hace más que relajarse e invitarlo por unas cervezas… lo que Arthur no sabe es que el fin de la Tierra y todo lo contenido en ella está por acabar (sí, en un jueves, malditos jueves). Después de un par de cervezas, el anuncio de que la Tierra será destruida es comunicado y el buen Ford hace la seña internacional de los autoestopistas, el pulgar arriba. Ellos son transportados  a una nave de extrañas criaturas y aquí es dónde empezará la guía del autoestopista galáctico…

 

A través del retrato de un par de autoestopistas espaciales podremos darnos cuenta de un pequeño porcentaje de aquello que esconde la galaxia. Sus aventuras y tragedias, que están llenas de comedia involuntaria. ¿Podrán salir airosos de una galaxia desconocida o serán comidos por gusanos espaciales en la primera nave que se suben? De esto va la guía del autoestopista espacial… un manual de supervivencia para trasladarse por las estrellas, y recuerda, no tengas miedo.

 

 

Opinión

 

El libro me gustó. Al principio pensé que lo acabaría en tan solo un par de días, mantenía un ritmo muy rápido y bueno, pero se atravesó el fin de semana y le corté todo el ritmo. Así que tuve que apurar el final y de hecho lo forcé un poquito. Me fascina la ciencia ficción porque puedes poner a volar tu imaginación, pero si no está bien fundamentada (y en este caso lo está) se transforma en fantasía.  

 

Creo que en este libro no tuve parte favorita, pero sí hay una escena que me pude lograr imaginar a la perfección      –me recordó a las descripciones de Marte que tanto me fascinan– y es en la que llegan a un planeta hostil, en esta se muestran sus desiertos y a un personaje con jet que puede romper la velocidad de la luz. Es una escena personal, que igual no suena tan relevante pero a mí me fascinó.

 

La forma de contar la historia es sencilla y divertida, no se complica demasiado en tecnicismos, y aunque sí tiene intervalos donde se explica un poco del funcionamiento del entorno/galaxia no son cansados. Me parece que lo que lo diferencia de otros libros de ciencia ficción es que la comedia se encuentra inherente en toda la obra, y que sea humor al más puro estilo inglés le da puntos extra. Aunque este libro es perteneciente a Anagrama la traducción no es tan pésima. Sería uno de los libros que me gustaría releer en inglés.

 

La ciencia ficción me sigue gustando, pero a veces es complicado algo que se ajuste al momento y no se torne en fantasía. Así que si alguien sabe de algún buen libro para leer, por favor no dejen de decirme. Quiero leer los siguientes tomos de esta serie, creo que lo único complicado será encontrarlos.

 

Estos personajes son ideales para el funcionamiento de una novela, de hecho los personajes son fundamentales para una historia espacial. Tenemos al humano que apenas se da cuenta de que hay más allá de un solo planeta, al alienígena amigable que será su amigo incondicional, al pirata espacial que es detestable pero todos aman, y a la señorita intelectual que le roba el corazón a la audiencia. Y aunque no he visto la película, el tráiler ayudo a poner una cara tangible a la mayoría.

 

Quiero levantar mi pulgar y que alguien me de un aventón espacial…

 

miércoles, 8 de junio de 2016

Reseña de Memoria de crímenes de Ray Bradbury

Título: Memoria de crímenes
Autor: Ray Bradbury
Editorial: Sudamericana
Género: Cuentos, novela negra
País donde sucede: Estados Unidos
País de origen del autor: Estados Unidos
Páginas: 254
Días para acabarlo: 4
Calificación personal: 4.1/5

Previo: Memoria de un crimen. ¿Real o irreal?

¿Qué es una memoria? ¿Quién nos dice que es real? Existen teorías o procedimientos los cuales explican el proceso de implantar un recuerdo en la mente, basta con crear un ambiente que nos permita conectarnos con nuestros sentidos y remembrar el momento justo en el que nos encontrábamos para modificar este recuerdo. Seguramente todo este embrollo suena sencillo pero no creo que sea tan fácil; existen diferentes tipos de personas con diferentes tipos de recuerdos, y todas las mentes expresan algo diferente. ¿Pueden imaginar que se sentirá obtener un recuerdo implantado? Algo que de pronto está ahí, y te hace sentirte culpable… o feliz. En este particular caso las memorias de un crimen pueden ser benignas o malditas… según quién lo recuerde.

¿Cómo lo conseguí?

Otro de los maravillosos ejemplares de Uruguay. Aún recuerdo que había una edición semanal de grandes autores de novela negra, y cuando vi a Bradbury no comprendí muy bien, pero al ver quién era no aguante la tentación y lo compré en el acto.

  
Un poco acerca del autor…

Ah, el buen Ray Bradbury. Para mí él es sinónimo de patriarcado, creo que sí son seguidores del blog desde hace unos años sabrán el por qué el nombre del blog y todo lo que significó para mí en un solo libro. Han pasado muchos años desde que leí su último libro, “El árbol de las brujas” creo que son casi tres años, así que era justo y necesario que volviera a visitarnos. Espero algún día poder leer todo lo que él escribió. “Sos grande, Ray.”
  

Reseña

Ha sucedido algo sumamente extraño, he leído más compilados de cuentos en estos últimos meses que en toda mi vida. Por motivos desconocidos, me ha tocado leer cuentos y cuentos, no es que no me gusten, es que hay unos tan geniales que quisiera que siguieran por siempre a continuación la lista de mis favoritos y una muuuy breve descripción:

El pequeño asesino: un bebé recién nacido quiere asesinar a sus padres de una manera totalmente insospechada: la paranoia. Un final que te hará pensar por ratos.

Un hombre cuidadoso: la historia de un hemofílico que está escribiendo un libro, pero al final sucumbe antes las pasiones de una mujer… que casualmente era su ex mujer.

Funeral cuádruple: La segunda historia de Drouser el detective que intentó hacer Bradbury, en esta se cuentan las tretas que usa para que cuatro malhechores se destruyan entre ellos.

Circo de cadáveres: la historia de unos hermanos siameses en un circo de fenómenos y un asesino inesperado (aunque predecible).

Media hora en el infierno: la historia de un hombre que queda ciego por una pelea de faldas.

No soy tan tonto: un asesinato en el medio oeste, con un desenlace que demuestra que efectivamente el asesino no era tan tonto.  (Fue de los que jamás llegué a esperar).

Calavera de azúcar: un ex torero mejicano y un gringo pelean por el amor de una mujer de cascos ligeros… en día de muertos.



Opinión

Lo primero que hay que aclarar es que este compilado de cuentos de novela negra y crimen son en su mayoría un ensayo para entender a Ray Bradbury, la mayoría los escribió como un ejercicio de escritura, y aunque son novedosos (para la época) tienen demasiado para mejorar. Ilustran a la perfección los inicios de la figura que llegó a ser Bradbury y exploran una faceta desconocida. Algo totalmente recomendado para los más fanáticos de Bradbury. Cuando leo cuentos intento darme espacio entre ellos para intentar comprenderlos mejor, pese a esto el libro se me fue volando.

En este caso no hay parte favorita, pero sí hay cuento favorito y fue el de “Un hombre cuidadoso”, este cuento aunque es totalmente predecible no deja de ser… no sé cómo describirlo, es una mezcla entre morboso y un poco infantil. El personaje que es sumamente frágil por motivos de la hemofilia se deja llevar por un amor que sabe que está perdido, pero en el fondo de él posee un atisbo de esperanza. Al final este amor se vuelve… lean la historia para saber.

La narrativa me parece por partes algo escueta y simple, pero supongo que era por la inexperiencia de Bradbury y por la naturaleza de los cuentos en sí. No puedo negar que no pude dejar de comparar algunos parajes de “Crónicas marcianas” con estos cuentos. La traducción es de Sudamérica  y no tengo ningún comentario negativo contra ellos.

Supongo que como he leído tanta novela negra me es difícil sorprenderme con facilidad porque tengo esa experiencia que me permite saber de dónde vendrán los problemas. Estos cuentos en si no me sorprenden con los resultados sí no con la forma, me refiero a que puedes saber quién es el asesino pero no sabes por qué o para qué, y siempre es interesante saber un poco más del contexto. Todos estos cuentos tienen la constante que te hacen dudar de si será o no el asesino. Eso me pareció lo más rescatable.

Hay muchos personajes desde el bebé que intenta asesinar a sus padres (¿?) hasta el hermano siamés que se queda, incluso hay un par de ciegos que se enfrascan en una pelea ridícula. Les recomiendo leer algo más en forma de Bradbury antes que esta serie, tal vez Fahrenheit 451 pueda ser la mejor opción.

Las memorias se atan a las realidades, al igual que los crímenes… ¿Usted cree en las memorias o en los crímenes?


Citas

"Aunque siempre has estado vivo, nunca has estado tan vivo como ahora…vivirás por siempre. Eres más inteligente qué todos ellos juntos. Eres cuidadoso. Tienes suficiente fe en ti mismo. No puedes morir. Otra gente muere, pero tú no. Tienes absoluta fe en tu capacidad de vivir. Nunca habrá una persona lo bastante inteligente para matarte."

"¿Cómo puede ser tan hermosa, tan como una serpentina arrojada en tu camino y sin embargo tan sórdida en alguna parte escondida de ella misma que tú no puedes encontrar?"

"Ya comprenden. Tengo motivos para irritarme. Pero por más que intento indignarme, protestar, maldecir, no puedo. Nada responde. Sólo hay una fría y omnipresente falta de peso en mí mismo y a mi alrededor.

"Tiene miedo de volver a su lado a esta hora; prefiere quedarse despierto, ocioso, toda la noche. Los cadáveres le proporcionan un pretexto. Yo soy uno excelente."

"Yo soy la vida. Soy la realidad que le da caza de nuevo. Soy esa cosa de que ha estado huyendo durante años. La vida. El dolor. La realidad. Eso soy yo. ¿No me da la mano?"


"En México no había modo de alejarse de la muerte, por más que uno hiciera o dijera, y tampoco si reía o bebía. No había bebidas suficientemente fuertes, ni coches tan rápidos."