¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

viernes, 29 de julio de 2016

Fragmento 107: Insomnio


Son las 2:23 de la mañana. No logro comprender lo que sucede. Nunca había tenido insomnio antes, de hecho siempre había podido dormir sin mayor problema alguno. Pero estos días un par de sueños se han inmiscuido en mente. Estos sueños son extraños… en unos hay agua, en otros hay fuego. Mis sueños de "antes" siempre eran comunes, soñaba con la chica que me gustaba, de alguna película que veía o algún carro que me gustara tener; ahora solo son diferentes.


Los últimos cinco días de la semana me he despertado a la misma hora, no me asusta, solo me saca de quicio y me mantiene especialmente preocupado. De día me cuesta mantenerme despierto. Necesito encontrar la causa de este insomnio o no duraré mucho… extraño soñar como antes. Soy una persona común y así quiero mantenerme. 

miércoles, 27 de julio de 2016

Reseña de Una isla sin mar por César Silva Marquez

Título: Una isla sin mar
Autor: César Silva Marquez  
Editorial: Literatura Mondadori
Género: Narrativa, Drama
País donde sucede: México
País de origen del autor: México
Páginas: 164
Días para acabarlo: 2
Calificación personal: 4.5/5

Previo: My life, my rules

Tengo predisposición por los libros en los cuales las señoritas dejan la vida de los hombres y su vida comienza a desmoronarse, se me figura a alguna etapa de mi vida. Además, este libro me ayudó a proyectarme con una decisión de dejar o no la ciudad (es una metáfora porque no está en mis planes dejar la ciudad). ¿Qué harían si todos sus conocidos/amigos comienzan a dejar la ciudad? ¿Les importaría o huirían con ellos? En mi caso habría que plantearlo seriamente, pero no creo que dejaría la ciudad por otra persona, mucho menos mi país. Mi vida tiene ciertas reglas de oro que intento no romper, tal vez más adelante pueda contarlas, pero por ahora son solo aplicables para mí.

¿Cómo lo conseguí?

Después de que ocurre el remate de libros en el auditorio nacional, se hace un tianguis en todo reforma con algunos sobrantes. Ahí fue donde lo encontré, de hecho no estaba buscando, solo miraba y cuando divisé el nombre de “Cesar Silva” decidí que tenía que comprarlo.


Un poco acerca del autor…

Ya había un previo de Cesar Silva, pues desde su último libro leído, hemos charlado por Twitter esporádicamente, simples menciones. Ayer por la medianoche cuando acababa su libro le hice un par de preguntas para que me aclarara un par de dudas en la narrativa, -como siempre- se mostró disponible y charlamos un rato. Al final quedamos en una cerveza para profundizar el tema de Ciudad Juárez.


Reseña

Martín es el personaje principal de esta historia, él recientemente se vio afectado por la partida de Eme, su pareja. Han pasado un par de meses y él la ha superado completamente, hasta que una serie de sueños se inmiscuyen en su vida diaria y comienzan a plantearle el dilema de dejar la ciudad o irse.

Pronto sus amigos comienzan a marcharse, y su mejor amigo Fabián, un cuentista enamoradizo está por seguir el mismo camino. La estabilidad de Martin comienza a tambalearse y su entorno se desmorona paulatinamente. Los dilemas se transforman en sueños… constantes.

A través del retrato de una ciudad fronteriza que ejerce un poder gravitacional sobre sus habitantes, y destruye sus sueños de escapar de esta, se nos trae “Una isla sin mar” una historia plagada de sueños… y mujeres. Dos puntos de vista, y varias historias dentro de la mente de Martín y Fabián.   


Opinión

El principio me cautivó, la partida de Eme se me figuró bastante real y bastante significativa. Nunca he vivido junto con una pareja en el mismo techo, pero me parece algo complicado de superar y el personaje lo sobrelleva de una manera particular… con otras mujeres. Conforme a se adentra a la historia se vuelve anodina, y aunque se le insertan “mini historias” la historia principal se desinfla. Lo que no me agradó fue el punto de vista de Fabián, me hubiera parecido perfecto sin su participación.

Hay una escena, mejor dicho una parte, en la que cuenta la historia de dos prófugos americanos que se instalan en Mazatlán para edificar un hotel, esa mini historia me llegó a encantar. Además la historia de la mujer casada que quería acostarse con Martín también me pareció interesante… y emocionante. En sí la mayoría de las historias con las mujeres son interesantes.

La narrativa es… tranquila, sumamente tranquila. Creo que no recuerdo malas palabras, o alguna palabra que desconociera. Te va llevando de la mano a través de las descripciones de lugares, personas y sueños. Aunque sigo creyendo que el autor profundiza en cuestiones algo intrascendentes.

En este caso me sentía asfixiado cuando lo leí, no lo pude leer en mejor momento, y aunque el final no acabó por gustarme yo quería que sucedería lo contrario, acabe de comprender la cadena de hechos. Todo el libro pude leerlo con la voz del autor y hubiera sido excelente tomarme un whisky o una chela mientras todo transcurría.

Es una novela fácil y sencilla, que es concisa con los personajes, pero no con sus historias. Es un buen libro para relajarse. Estoy buscando los demás libros del autor, así que alguien sabe dónde conseguirlo en la CDMX me avisa.

Nosotros somos la isla, nuestros sueños el mar.

Citas

"Abrí la puerta hacia la calle, la luz solar era tan intensa que me deslumbró, llenó el espacio, cubrí mis ojos con libros."

"Habían pasado tres meses sin pensar ni siquiera en su nombre y así, de pronto, había soñado con ella."

"Ella era como una novela andando, una historia de quinientas páginas de esas que te gusta leer lentamente; que te regodeas en lo que sucede y acabas extrañando al personaje y deseando que le sucedan más cosas terribles o fortuitas para que nunca acabes de leerla."

"Todos somos superhéroes, dije, todos nos reflejamos en las vidas banales y aburridas de los otros y luchamos cada mañana para levantarnos y abrir la puerta y salir a donde la vida se hace."

"Preguntas que nos unen, que nos han unido y que lo seguirán haciendo por el resto de los días, siendo amables porque en algún otro momento nos necesitaremos el uno al otro."

"Mi vida era como leer un libro aburrido donde esperaba que en la página siguiente algo importante sucediera."

"El viaje era una necesidad para él. El estar en constante movimiento era lo que lo  mantenía despierto y de buen humor. Ver el mundo desde arriba."

"Hacía más de tres semanas que no nos veíamos, pero cuando soñé contigo, me di cuenta de que te necesitaba y eso ya no me gusta, que tal si un día mi sueño se hace realidad y tú me abandonas primero."


"Vente a vivir conmigo, me dice, anda, renuncia, toma tus cosas y vente a vivir conmigo a Mazatlán."

viernes, 22 de julio de 2016

Fragmento 108: Watch the world burn


 Los sueños han empezado hoy. Soñé que me encontraba en lo alto de una cornisa, era una especie de azotea gigante dónde yo podía ver todo. El cielo tenía un color entre rojizo, naranja y gris; el ambiente tenía un olor espeso y profundo, no sé cómo huele el azufre, pero supongo así debe oler.  Truenos fugaces zurcían el cielo, no había lluvia a la vista; no había fin a la vista.
Al mirar todos los edificios, la mayoría se encontraba en ruinas, parecía como si alguien hubiera programado una demolición y la hubiera dejado inconclusa. Las estatuas sonreían tristemente, tenían muecas desesperadas, incluso estas presentían lo que vendría. A mí no me sucedía nada, sólo veía el fuego danzando entre el cielo y descender de forma abrupta al suelo.

No sé qué pueda significar estos sueños, solo espero que no se repitan más. Son demasiado intensos para una persona de dieciséis años.

No sé por qué sueño esto si yo amo la lluvia, siempre le he tenido fobia al fuego. No quiero ver arder el mundo.

miércoles, 20 de julio de 2016

Reseña de Luz Estéril de Iván Ríos Gáscon


¿Vértigo, erotismo y música? Me tienes.
Título: Luz Estéril

Autor: Iván Ríos Gascón

Editorial: Ediciones B

Género: Ficción, Drama

País donde sucede: México

País de origen del autor: México

Páginas: 393

Días para acabarlo: 6

Calificación personal: 4.9/5

 

Previo: Relaciones “prohibidas”

 

¿Y qué con las relaciones prohibidas? Hay muchos tipos de relaciones prohibidas, de hecho hay muchos estándares, pero la “gravedad” con la que se miden aumenta mientras más transgresora sea. Por ejemplo puede existir una relación entre compañeros de trabajo (en todo el previo me referiré a relación como amor, sexo) y que no está laboralmente aceptada, pero sí moralmente; otro ejemplo sería el de un alumno y su profesor que no está aceptada escolarmente ni éticamente, pero no transgrede realmente nada, incluso tenemos las relaciones entre amigos (siendo de las más prohibidas que puede haber) ya que estás tienen dos vertientes y un solo final;  finalmente tenemos las relaciones que transgreden los lazos de sangre, esas son las que de ninguna manera están aceptadas… únicamente por quienes participan en las mismas. ¿Por qué existiendo tanta gente en el mundo puedes enamorarte de tu hermana o hermano? El autor de esta obra da una serie de argumentos “válidos” que nos pondrán a pensar en cuánto puede o no ser factible. ¿Han tenido, tienen o tendrán relaciones prohibidas? Puede que yo mismo me encuentre absorto en una y no me dé cuenta…

 

¿Cómo lo conseguí?

 

Me encontraba paseando por una librería del sur de la ciudad (la que me queda más cerca de mi casa) y vi este ejemplar en la sección de “literatura iberoamericana”. La portada es demasiado llamativa, así que me puse a leer la sinopsis. Como me llamó la atención lo puse en la sección “por leer” en Goodreads. Después me lo recomendaron y regresé por el a la semana.

 

 

Un poco acerca del autor…

 

No había oído hablar del autor, de hecho hay muchísimos autores de los cuales no tengo ni la menor idea y son excelentes, como él. En el transcurso que leía “Luz estéril” le envíe un par de mensajes por Twitter y él los respondió. Me parece un autor bastante sencillo y que responde las menciones de sus “fans”, estoy seguro que habrá más de él en el blog, así que hasta aquí dejaremos la introducción al autor, ya que espero poder concertar una entrevista en algún momento.

 

 

Reseña

 

Tenemos a Alejandra una socialite mexicana que transcurre su vida entre cultura, discos y obras de artes, ella tiene a su más reciente novio Tomás, ellos son la primera pareja. También tenemos a Gabriel, el hermano de Alejandra, él es un joven ensimismado que la mayoría de las veces tiene una pareja diferente, al menos una chica diferente cada vez que se deja ver.

 

Gabriel y Alejandra poseen un gran secreto, que sus respectivas parejas sospechan pero no se atreven a mencionar. Mientras la vida de Alejandra y Tomas es refinada, anodina y simple; la de Gabriel con sus respectivas parejas es alocada, llena de excesos y vicios. Ambas vidas –y parejas– están marcadas por un soundtrack constante y personalizado.

 

A través del retrato de una pareja de hermanos que pudiera parecer algo más se nos trae “Luz estéril” una novela que se encuentra ambientada en los noventas y con un sabor enteramente yuppie, además de estar endulzada con un eterno soundtrack que abarca desde el alternativo hasta el rock. El erotismo se desbordará en los pliegues de las hojas.

¿Qué será ese oscuro secreto que los hermanos guardan? 

 

 

Opinión

 

Por supuesto que me gustó, de hecho me gustó tanto que intenté darle paciencia y quería que me durara por siempre. Quería leer más y más de las aventuras de Gabriel y Alejandra. Pero las canciones y las escenas de sexo explícito tenían que acabar en algún momento. El autor usa demasiadas, y en verdad son demasiadas palabras cultas, y esto aunque sí le da un misticismo cautivador, también entorpece muchísimo el ritmo de la trama; hubo palabras de las cuales no tuve la menor idea. No digo que usar palabras rimbombantes sea malo, pero creo que los mejicanos no nos expresamos así. De hecho le mandé un tuit al autor diciéndole que debería poner la advertencia de “Léase en compañía de un diccionario o de Spotify Premium, el que desconozca más.”

 

La mayoría de las escenas subidas de tono están perfectamente descritas y en ningún momento llegan a ser vulgares, incluso aquellas que son más rudas y salvajes que lo normal. Hubo un episodio en el que Gabriel describe su amor por la lectura y lanza una diatriba a todas las personas que lo rodean porque no se dan cuenta de que ama leer, sí, él ama la música, pero ama más leer, y nadie se da cuenta, esto lo ensimisma más en su mundo. También hubo otro episodio del novio de Alejandra, Tomás, cuando él se va de cacería a un antro y conoce a una jovencita de menos de dieciocho años, me gustó tanto esta escena que tuve la necesidad de preguntarle al autor si fue verdad… ¿lo habrá sido?

 

No, la narrativa no es sencilla. De hecho este libro debería ser releído en algunos años por mí, aún me hacen falta referencias musicales y literarias para comprenderlo del todo. Espero que en algún momento pueda comprender todas las referencias y palabras domingueras. Aunque sí he de decir que es fácil seguir el hilo de la historia, necesitas poner atención a muchos detalles, incluso a la señorita K.

 

El final… aunque se vuelve predecible, y el autor nos da pistas con una canción a través de toda la historia, es un buen final, sí, queda inconcluso, pero podemos ser imaginativos.  Aunque sea una joya de historia y de libro, no es perfecto y hay muchas cosas que podrían ser pulidas, sin embargo, es un libro que tiene su lugar asegurado en mi Top 5 de este año, lo difícil será colocarlo, recordaré la canción y las escenas cuando esté decidiendo. 

 

Seré directo: lo atractivo de este libro es todo el erotismo que desborda y la música te transporta al momento. Son excelente pareja. En cuanto a los personajes, estos son variados y le dan el sabor que le hace falta.  Tenemos desde la chica que se cree vampiro, hasta la artista anarquista pasando por los yuppies millonarios acabando con un dealer.

 

Al final somos una luz estéril que es el atisbo de nuestros sueños, amores y anhelos. Una luz que se transforma en esterilidad.

 

Citas

 

“Y la veo, recostada bocarriba, inabarcablemente frágil por el compás de su nube, arrobo y extravío alrededor de su cintura, y yo me entrego al hechizo de sus labios, inmensos, delicados, donde agoniza el lenguaje incierto de mi piel.”

 

“Ella no quería vestirse. Quizá porque sabía que, al terminar, el óleo de su sexo colmaba mi conciencia de una mezcla insoportable de melancolía, era una invitación a devorar su imagen para siempre.”

 

“Se levantó, desesperada y su cuerpo se embarró en Gabriel que, dando un trasíé, soltó el vaso rebosante de whisky. Metió su lengua en la boca de él y urgente, enloquecida, comenzó a desvestirlo en medio de la sala. Cogieron rabiosamente.”

 

“Nadie comprende o tal que los encuentros se vayan espaciando, que sean como una dosis de morfina, ya que de lo contrario, cuando nos hemos hecho más que adictos a esa droga, lo peor que puede sucedernos el cuelgue.”

 

“La costumbre por los libros, para quienes lo consumen, se implanta en ellos como un tatuaje etéreo, un nimbo que hace más fáciles las relaciones, como si fuéramos una aguja que choca con otra y otra y luego se juntan, ya que esa colisión es el resultado de bregar por la misma frecuencia.”

 

“Es frecuente que la vida, en sus espacios elementales, se defina el vacío. La inexorable sensación de no hacer nada de ti y por ti, cuando te abstraes a la rutina, el orden, un objeto maravilloso para soslayar o replantear lo que dices o haces, la forma estática, incorruptible, que la gente encuentra en lo que eres.”


"¿Por qué las cosas tienen que ser así? ¿Por qué nunca nos quedamos? ¿Por qué hay que desaparecer? Y al contemplar sus ojos de abandon, sus labios de desasosiego y sus pechos que ahora poseían un aspecto solitario, se sintió profunda, infinitamente miserable."


"El deseo es una apprehension fugaz, efímera; por lo tanto no siempre es carnal. El deseo también es el anhelo de atención, la búsqueda incansable de una voz o de una sombra, es simplemente la expoliación perpetua de los signos."


"Y es que la distancia aniquila a los amantes. Su efecto no los hace desaparecer, solo los transforma."


"El mundo es un contraste. El mundo es la forma en que lo habitamos, el modo de movernos en su espacio. El mundo es lo que percibimos, cómo percibimos, cómo imaginamos. Estamos hechos de su arquitectura, somos espejo y semejanza del suelo que pisamos."


"Todos llevamos nuestra colección de monstrous bajo el brazo. Algunos la exhiben, orgullosos y soberbios; otros preferimos mantenerla en la oscuridad del pasado, de los recuerdos transplantados."


"Y es que la ausencia de quien amamos, se agrava con el vagabundeo de un cuerpo a otro. Mientras más conocemos y besamos y cogemos con gente nueva, fortalecemos el espejismo: al creer que en ellos se alcanzará la emancipación de alguien especial, su recuerdo se nos viene encima al observer, ya sin imaginación o grandiosidad, la síntesis de nuestro inexorable desencanto."


"¿Por qué me abandonaste? ¿Sabes que en tu ausencia me probe a mí mismo, que busqué y hallé muchas cornisas de dónde sujetarme para no caer al fondo de la soledad y el desamor? ¿Sabes que cometí una pendejada, que me arrepiento no por mí sino por ti, pues no soportaría tu desaparición, tu sufrimiento?


 

 

viernes, 15 de julio de 2016

Fragmento 109: Oscuridad


Desde hace unos meses atrás sigo con estos sueños. No han parado. Tengo miedo de que se transformen en pesadillas. Al comenzar los sueños eran agradables, pacíficos. Había una tranquilidad inmensa y desbordante; ahora solo hay llamas, dolor y fuego. Fuego que me quema las entrañas. Un fuego tan profundo que llega hasta el tejido de mis huesos.

¿Sientes eso? Es mi piel quemándose ¿Sientes eso? Es el fuego abriendo paso a través de mis cartílagos, mis venas y mis capilares. ¿Sientes eso? Es mi alma devastándose.

Al principio de mis sueños, cerraba mis ojos y veía todo en tonos grises. Cerraba mis ojos y un manto acuífero cubría todo. Se ceñía una fría pero agradable  oscuridad sobre mí. Ahora todo se ha vuelto en tonos negruzcos, tonos cenizo; como un pequeño infierno. Esta oscuridad comienza a no gustarme.

Tengo miedo de que al abrir mis ojos vea al mundo ardiendo.

Tengo miedo de que al abrir mis ojos vea mis ojos ardiendo.

Tengo miedo de que al abrir mis ojos me vea a mi mismo ardiendo.

Tengo mucho miedo… de la oscuridad… que se esconde en el fuego.


Quémeme señor fuego, lo merezco. 


miércoles, 13 de julio de 2016

Reseña de Cross de James Patterson

¿Cross de Cruz?
Título: Cross (#12)
Autor: James Patterson
Editorial: Ediciones B
Género: Suspenso, Thriller, Novela Negra  
País donde sucede: Estados Unidos
País de origen del autor: Estados Unidos
Páginas: 393
Días para acabarlo: 4
Calificación personal: 4.8/5

Previo: Dobles vidas… vidas dobles

La idea de este previo surgió de la doble vida del asesino de la novela. ¿Es posible mantener una vida de farsa con tu familia? Me refiero a que si es posible mentirle de una forma completa a toda tu familia, no me refiero a simples mentiras como amoríos, hijos o gustos exóticos, el punto es mentir de forma trascendental como otra familia, homosexualidad o que te guste asesinar gente, ustedes saben, cosas así.  Podría sonarnos descabellado, pero en realidad creo que hay muchísimos padres o madres de familia que esconden una grave mentira, y tienen que cargar con el peso sobre su consciencia todos los días. Por mi parte espero nunca enterarme si alguno de mis padres esconde grandes secretos… o al menos espero no enterarme de algunos más.
  
¿Cómo lo conseguí?

Préstamo de una compañera de trabajo. Me estaba quedando sin libros que leer (la verdad es que no porque aún tengo 46 en mi librero, pero ninguno se me antoja) y justamente ese día no llevaba libro para leer, así que me vi forzado a leer éste. Honestamente no esperaba casi nada de este libro… ¿al final me habrá sorprendido?
  
Un poco acerca del autor…

Nunca había oído algo de este autor, aun cuando ha estado decenas (textualmente decenas) de veces en la lista de los más vendidos de The New York Times. La serie de Alex Cross posee más de 30 novelas y al menos la mitad han estado en el número uno. Me sigue pareciendo extraño no haberlo conocido antes. Me gustaría leer algo más,  sólo si me atraviesa algún otro ejemplar (como éste) de casualidad. No creo poder dedicarle más de 10 libros a una sola serie, no sería justo para los demás.
  
Reseña

Se nos presenta al detective Alex Cross, que actualmente trabaja para el FBI, pero los estragos que su ajetreada profesión le están causando a su vida comienzan a hacerlo pensar en la renuncia. Pronto un hecho en demasía dramático lo obligará a pensar más rápido y tomar una mejor decisión para su familia y él.

Al renunciar al FBI, Cross abre un consultorio particular para ayudar a varios pacientes a superar cuestiones psicológicas y psiquiátricas. Todo gira sobre ruedas cuando un ex compañero del FBI le solicita ayuda para encontrar a un despiadado asesino en serie que podría estar relacionado con el asesinato de su mujer años atrás. El doctor Cross se debate en un último dilema moral… regresar al FBI y exponer su vida o seguir la pista de uno de los asesinos más despiadados que ha azotado Estados Unidos.

A través del retrato de un agente de policía retirado y de la mente siniestra de un asesino se nos trae “Cross” una novela negra ágil y desbordante que te hará leer y leer. ¿Podrá el detective Cross encontrar respuestas a sus demonios pasados o arriesgar su vida le será completamente inútil?

  
Opinión

Me hacía falta leer una novela negra así, trepidante, voraz y ágil. El libro se lee por sí solo, te engancha de una sobre manera que los capítulos se te van como agua. No posee gran dificultad en su narrativa y las escenas están bien descritas, además de sus acertadas descripciones. Tardé muy poco tiempo en concluirlo, ningún fin de semana se atravesó.

Lo realmente genial de este libro es su mítico asesino: “El carnicero”. Él ha sido uno de mis asesinos seriales favoritos en mucho tiempo, me cautivó la forma en la que actúa y en la que piensa. Siempre se adelanta un paso a lo que todos van planeando, y el tipo aunque está retorcido tiene muy buenos argumentos. Me sorprendió totalmente que tuviera una familia común y corriente… creo que no recuerdo asesinos seriales que llevaran una doble vida, la mayoría están enfrascados en sí mismos y no son capaces de amar al prójimo. Él es inteligente, aterrador y psicópata. La combinación perfecta… y ganadora.

La narrativa es sencilla y los capítulos son cortos, las ideas se hilan por si solas y todo se incrusta a la perfección. Creo que no pude ponerle una negativa a este libro, excepto que es parte de una serie de más de 23 ejemplares. Algo que en definitiva NO voy a leer. En cuanto a la traducción no es nada mala, y no hallo un punto de comparación reciente a alguna de mis lecturas… exceptuando a “Retrato en sangre”, pero Cross es mucho más light.

Me viene a la mente el tipo de detectives de las novelas negras y ellos siempre son más noir o rudos, Alex Cross posee un toque diferente porque no es policía sino psicólogo, le da un aire menos rufianesco y esto lo convierte en el detective que todos aman. Estos detectives no me desagradan, pero tampoco son mis favoritos. Soy fanático de los chicos rudos y malos. (Okey, eso sonó un poco raro).

Hubo una escena en la que “el carnicero” juega un retorcido juego llamado “el semáforo” en el cual amenaza a sus víctimas con la “ventaja” de que ellas pueden parar en cualquier momento, este sutil detalle me encantó. Y bueno, la novela tiene todos los elementos de una buena novela negra. Como dije no hay negativas.

Puede que este bastardo se cuele en el top 10 de este año… atentos.

Citas

"Levantó la vista y sus miradas se encontraron, y la transformación que se había obrado en ella era asombrosa. Él vio miedo y odio, era algo de lo que disfrutaba."

"Me pregunté cómo es que a veces empezamos a olvidar y de pronto recordamos con toda claridad a aquellos que hemos perdido."

"Le agradaban en especial las abogadas, las licenciadas, las del tipo profesora o bibliotecaria: le encantaban sus gafas, la ropa abotonada hasta arriba, los peinados anticuados. Siempre tan dueñas de si mismas. Le gustaba ayudarlas a perder algo de ese autocontrol y de paso desfogarse él mismo un poco, aliviar la tensión, violar todas las normas de esta sociedad agilipollada."

"Últimamente me sentía extrañamente sensible y vulnerable, y quizá también vivo, supongo."


viernes, 8 de julio de 2016

Fragmento 992: Y que te quede jodidamente claro...


Pequeña perra, aunque corras te encontraré. Necesito que te quede jodidamente claro que no vas a escapar de mi lado. Todas las puertas están cerradas, en tu mente y en la mía. He decidido que te quiero, pero sobre todo que te necesito, necesito que te quede jodidamente claro.

Eres mía, y siempre lo serás. Serás por siempre jodidamente mía. Eres demasiado perfecta para que te deje ir, no puedo dejarte ir… y necesito que te quede jodidamente claro. Mejor te quedas aquí… conmigo, en casa, no podrás volver a ningún lado. No, no es un error, nada es diferente. Y aunque te cueste creerlo no es diferente.

No es un error. No es un error. No es un error. Y necesito que te quede jodidamente claro. No me vas a dejar, te prometo que no vas a dejar, antes yo te dejaría en una esquina de la carretera o en un basurero. No puedo controlarlo, necesito tocarte, necesito poseerte. Necesito, necesito, necesito. Estás aquí para quedarte. Todo estará cerrado. No dejarás mi lado, nunca me dejarás, puta.

Te deseo.

No creo que sea un error.

Serás mía por siempre.

No es un error.

Y…

Necesito…

Que te quede…

JODIDAMENTE CLARO.

miércoles, 6 de julio de 2016

Reseña de Chicas Kaláshnikov de Alejandro Almazán


Boom...
Título: Chicas Kaláshnikov y otras crónicas
Autor: Alejandro Almazán
Editorial: Oceano
Género: Narco, No ficción, Crónica  
País donde sucede: México
País de origen del autor: México
Páginas: 200
Días para acabarlo: 5
Calificación personal: 4.8/5

 Previo: Trabajar el narco… o trabajar para el diablo

Nuestro país ha sufrido una fuerte debacle, más que una debacle yo diría que nuestros valores se subieron a una montaña rusa y van en caída libre. Estamos de acuerdo que el mejicano promedio posee ese típico sentimiento de vale madrismo, siempre lo hemos tenido, mi padre lo tiene, yo lo tengo y mis hijos probablemente lo tendrán, algunos más y algunos menos, pero al final del día a todo mejicano algo le vale madre. El punto aquí es que la narcocultura se ha metido tanto en nuestra vida diaria que no nos quedan muchas posturas para decidir… así que nos puede gustar o podemos detestarla. Si nos gusta, anhelamos ser como los buchones que despilfarran los miles de pesos, traen las trocas y las armas de modo ostentoso; en cambio, si la detestamos podemos sufrir el riesgo de perder la cabeza de nuestro torso, algo muy común en las narco ejecuciones. Estamos tan impregnados del narco, que este prefijo se le puede añadir a todo: narco novela, narco asesinato, narco mujeres, narco, narco, narco. Y que quede en el acta, que yo no odio al narcotráfico, incluso a veces llego a admirar su ostentosidad o sus obras filantrópicas.

 Mi punto principal, como en el anterior previo, no es despotricar contra los narcos y su narcocultura, sino que las personas se den cuenta del riesgo que corren, sí, hay muchísimo glamour, muchísimas mujeres, sientes el ego por los cielos. Te sientes el más cabrón de los pistoleros, hasta que otro más cabrón que tú llega y te rafaguea con más de cien balas. Me queda totalmente claro que si en nuestro país existieran más oportunidades (para todos y de cualquier tipo) el narcotráfico disminuiría y que los participantes no se verían tan fácil tentados por una vida tan fugazmente fácil.

Así que adelante, sí quieres perder la vida mañana, pasado o en cinco años hazlo, sólo recuerda que el diablo vendrá por ti, y… el diablo se puede manifestar de muchas maneras distintas: en un descabezado, en un destazado, en un chamuscado o en miles de balas. ¿Después de esto alguien me escribirá un corrido?

 ¿Cómo lo conseguí?

 Este libro lo conseguí en la FIL del Zócalo, a un precio muy bajo. No recuerdo por qué no lo había leído, de hecho ni siquiera recuerdo haberlo visto en mi biblioteca hasta hace unos días que me puse a ordenar el librero.

Un poco acerca del autor…

Autor originario de la Ciudad de México, pero que se confiesa sinaloense por elección. Al haber crecido en un barrio “caliente” de la ciudad, su infancia estuvo marcada por crónicas de vecindad, aquellas crónicas que son rojas de mezcla con amarillismo. Ha escrito dos novelas acerca del narcotráfico, y un sinfín de crónicas para revistas. Ganador de premios nacionales e internacionales por sus crónicas… es un hecho que quiero leer todo lo que escribe. Admiro a este escritor, y no es por sus premios… lo explicaré en la opinión.

Reseña

No puedo reseñar las crónicas, pero puedo mencionarles mis favoritas y una muy breve descripción de cada una:

Chicas Kaláshnikov: La historia de dos diferentes sicarias que trabajaban para distintos cárteles, y sus diferencias.

El extraño caso del teniente coronel: Un militar que se encarga de poner mano dura sobre los narcos en Tijuana.

Los buchones ya no saben en qué gastar: Una mirada a la ostentosa forma de vivir de los narcos y un breve vistazo a sus mujeres.

El alcalde justiciero: Un alcalde de Nuevo León intenta ser recto y posee un comando justiciero para mantener a raya a los narcos en un municipio lujoso.

El Ponchis: aprendiz de sicario: La historia de un sicario menor de edad.

 Un narco sin suerte: Las peripecias e intentos fallidos de un aspirante al narcotráfico.

Opinión

Lo primero que tengo que decir es que las crónicas son demasiado fuertes y explícitas, pero tristemente así es la realidad de nuestro país: corrupta, sórdida, agresiva y permeada de sangre. Yo supuse que encontraría algo de recato, pero es demasiado explicito, al ser crónica la historia se te va realmente rápido; no son muy largas.  

Hubo en particular una crónica que me impactó y fue la de los buchones, en esta se describe de manera detallada en qué gastan su dinero los narcos de rango medio: en camisas de seda, cinturones y whisky. Obviamente me daba una idea los lujos que conlleva esta vida, pero difícilmente me imaginaba que fueran TAN ostentosos. ¿Camisas de 50,000 pesos? Hay cosas/precios que se me hacen francamente absurdos.

Hay algo que admiré, y es que el autor es una persona común y corriente, no es aquel mártir del periodismo que quiere morir en pro de sus reportajes. Es una persona que se asusta, se cuartea y se paniquea, como tú y yo lo haríamos si recibiéramos una llamada a las tres de la mañana diciendo que le bajemos de huevos o ellos nos los bajarán. Leí una entrevista posterior y el tipo me parece una persona sumamente sencilla. Sería genial constatar alguna charla con él (sí, aunque haya ganado muchos premios).

El tipo no quiere mostrar los nexos del narco con el gobierno o la política, no quiere evidenciar en la basura de país corrupto en el que vivimos, sino que busca hacer una radiografía de la narcocultura que se ha adherido a nuestras vidas como algo común, e incluso aceptado. Debo decir que probablemente sean las mejores crónicas que haya leído… del narcotráfico y en general. Ahora nos va quedando claro por qué ha ganado tantos premios el autor.

Los personajes van desde el niño sicario que quiere ser reconocido y ganar miles de dólares, hasta la mujer de un buchón que llega a invertir en sus uñas cincuenta mil pesos al mes. Hay un poco de todo en estas crónicas, y sirven perfecto para comprender la mentalidad de los que se meten en este juego del diablo que tarde o temprano terminarán por perder.

Si usted llegó a creer –por alguna azarosa razón– que el narco no existía en este país, tiene que leer estas crónicas. Puede: a) enamorarse del estilo de vida despilfarrador o b) odiar hasta las raíces el narco y sus consecuencias. Todo depende de usted, su educación y sus anhelos…

Citas

"¿Sabes? Alguna vez pensé en cubrir una Guerra, pero nunca imaginé que fuera en mi país."

"Tijuana ya no es la capital de la putería y el desmadre: es la capital del secuestro y el levantón."

"¿Sabes como se despelleja  rápido? Pones a hervir aceite, se lo echas al bato, lo bañas de sal y, a los diez minutos, con una tarjeta de télefono le raspas la piel y solita se cae."

"Un pariente me dijo: un malandrín sin arma es como una puta sin cliente."

"Matan gente, torturan, descuartizan, secuestran a niños. ¿Cómo pensar que eso es un ejemplo de éxito? Los corridos los hacen valientes, pero son una bola de cucarachas."

"Tu primera muerte es como tu primera cogida, no la olvidas. Y hasta ese momento es cuando sabes si sientes culpa o no, y como yo no sentí ni madres, le agradecí a la Santa Muerte haberme permitido matar a esa pinche soplona."

"Los hombres sicarean por diversion, porque les divierte matar, les da un no sé qué que los hace sentir la cagada más grande. A lo bestia. Las mujeres le entramos por dinero."

"Vales lo mismo que toda la demás gente... nada."