¿De qué va todo esto?

Sencillo. Me gusta leer, pero me encanta escribir. Pienso que es una forma de relajarse y expresarse donde nadie nos puede callar.

Son mis crónicas, reseñas, escritos, pensamientos de los libros que he leído. Intentaré subir uno cada semana.

Estoy en proceso de escribir, así que los comentarios son totalmente apreciados. Me considero un "escritor estúpidamente apasionado".

El punto de todo esto es sientas lo que yo sentí al leerlo e imagines los pasajes como yo lo he hecho. ¡Que leas el libro!

miércoles, 2 de agosto de 2017

Reseña de Luna llena en las rocas por Xavier Velasco

Una chica de Venus
Título: Luna llena en las rocas
Autor: Xavier Velasco
Número de libros leídos del autor: 3
Editorial: Punto de lectura
Género: Cuentos/Humor negro/Crónicas
País donde sucede: México
País de origen del autor: México
Año de publicación: 2000
Páginas: 274
Días para acabarlo: 6
Calificación personal: 3.2/5

Previo: Juan, escritor de crónicas nocturnas

Me gusta mucho escribir crónicas, casi diría que es lo que más me gusta escribir, pero también disfruto de los fragmentos, los cuentos y los previos. (Las reseñas no me encantan), y justo pasaba por mi mente escribir crónicas de mis vivencias nocturnas. No es que tenga demasiadas experiencias nocturnas, pero sí tengo un par memorables. Lo que sí tengo es experiencia en algunos bares y en sus cervezas; seguramente no conozco ni el 50% de bares de la ciudad, pero ¿quién sí? Creo que con lo que sé podría armar un par de buenas crónicas bastante divertidas (justo como pretende el narrador del libro). Por ahora solo tengo las crónicas de viaje, pero estoy pensando seriamente en escribir otras crónicas: de bares, de noche, de cafeterías, e te ce. ¿Les parecería una buena idea?

¿Cómo lo conseguí?

Uno de los integrantes que compré en un tianguis de libros usados, por la módica cantidad de ochenta pesos. Me daré alguna otra vuelta por ese tianguis porque es una excelente forma de invertir.


Un poco acerca del autor…

Xavier Velasco es un viejo conocido para la sociedad mexicana, y aunque no es totalmente de mi generación me tocaron partes de él, como olvidar su obra magna: Diablo Guardián. Creo que veremos al autor más por aquí, al menos una o dos veces más. Habrá que esperar que nos depara el yuppie destino.

Reseña

Las distintas crónicas que se presentan en este compilado son de índole diferente, pero con una constante todas suceden de noche, y por lo regular en un bar. La otra constante es que se narran con el particular tono cómico de Xavier Velasco. A continuación, las que más disfruté:

Échale la culpa al perro: una breve narración acerca del Bulldog Café
Los tipos duros no bailan: una inmersión en un bar gay del centro
Atáscate, robot: una historia acerca de una bailarina
Amantes a la antigua: una curiosa forma de ligar
Huachinango a la vista: a la conquista de una fémina
La sombra del saloon: un flashback de la infancia del autor
A una yarda de Penélope: una crónica de una cita fallida
Paracaidismo nupcial: un relato de bodas
Lecciones de idioterapia (mi favorita): cómo identificar a un idiota y cómo serlo


Opinión

Siempre recordaré la visita de este autor a mi preparatoria, pero como en esa época no me gustaba mucho leer, no le presté atención. El libro que presentó “Diablo Guardián” fue uno de los primeros libros mexicanos que leí y con los cuales recuperé la fe en nuestros escritores, así que tiene un lugar especial en mis gustos. Ahora seamos objetivos, la narrativa de este libro es mortalmente adornada, detesté que le pusiera un adjetivo rimbombante a cada oración, en vez de parecer cómico se lee terriblemente cansado.

La mayoría de crónicas son breves pero bastante complicadas de leer, seguiré creyendo que si usa menos adjetivos y menos ganas de parecer tan gracioso (de forma intelectual) las crónicas hubieran sido maravillosas. Es una realidad que Xavier Velasco tiene un don nato para escribir y transmitir lo que pasa por sus ojos, pero creo que en esta ocasión exagera con las palabras.

Por supuesto que me reí cuando las leía, en particular la de Lecciones de idioterapia, tenía mucho rato sin leer una crónica que me hiciera reír y sonreír tanto. Pero hubo otras que apenas pude comprender de qué iban. Otra cosa que rescato fue que se hablan de muchos bares que yo conocí (al menos en el nombre) y otros que ni la menor idea.

El veredicto final sería que leyeran otro libro del autor, porque este fue uno de los que menos me ha gustado, y aunque tiene un puñado de crónicas que son excelentes, la gran mayoría son demasiado pretenciosas para mí. Evidentemente siempre tomo la culpa cuando una historia no me gusta.

Una luna llena en las rocas para mí, un corazón verde con picante para ella…

Citas

“No olvidemos que el amor, como las muelas, siempre duele más de noche.”

“Es una vergüenza decirlo pero no sé bailar salsa. Me consuelo asumiendo que no soy el único infeliz que ha llegado hasta aquí falto de la cultura más elemental, y que algún día saldré por aquellas puerta conocedor no nada mas de los secretos de la salsa, sino de otras habilidades menos mencionadas.”

“Cualquier tough guy lo sabe: lo fuereño y lo blando se quita chupando.”

“Amar es soñar con mares en mitad de un largo insomnio.”

“La noche quincenera tiene premio para todos, en la medida que los aspirantes sepan dosificar sus exigencias, pues el que escoge no coge.”

“Cuando hay sed de romance, cualquier chela es champagne.”

“Casi todas las noches memorables comienzan al interior de un vaso.”

“¿Por qué a la gente le avergüenza la soledad? ¿Nos da pánico la piedad ajena o nos causa pudor la desnudez propia?”


“Y es que los besos, como las granadas, lanzan tantas esquirlas en su entorno que no hay un solitario que se libre de recibir al menos una de esas punzadas de premura, o envidia, o ansiedad.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario